La región padece un estrés hídrico alto o muy alto

L.G.E.
-

En buena parte del del sur y sureste se consume el 80% del suministro disponible al año, una situación similar a Arabia Saudí o Libia

La región padece un estrés hídrico alto o muy alto - Foto: World Resources Institute

Prácticamente toda Castilla-La Mancha está en un nivel de estrés hídrico alto o muy alto. Con este concepto se califican aquellas situaciones en las que la demanda de agua se acerca mucho a las disponibilidades que hay al año de este recurso. El World Resources Institute ha elaborado un mapa del mundo en el que las fronteras vienen marcadas por los diferentes niveles de estrés hídrico. En ese mapa se ve que Castilla-La Mancha afronta una situación preocupante, al igual que casi todo el centro y el sur del país. El mapa se se puede consultar en este enlace https://www.wri.org/blog/2019/08/17-countries-home-one-quarter-world-population-face-extremely-high-water-stress
En el caso concreto de la región, las grandes áreas del sur y del sureste están marcadas por el color granate de los niveles altos o muy altos de estrés hídrico. Eso significa que el 80% o más de los suministros de agua disponibles año se utilizan por parte de la agricultura, de la industria o por los núcleos urbanos El sur de la Comunidad Valenciana, las Baleares y casi toda Andalucía comparten un panorama similar.
El World Resources Institute avisa de que cuando hay tampoco margen entre la demanda y la disponibilidad de agua, estos territorios pueden enfrentarse a verdaderos problemas a poco que haya cambios circunstanciales como una sequía o un aumento del consumo. Este organismo ha hecho un listado de países en función de su nivel de estrés hídrico y con esta etiqueta de ‘muy alto’ están Arabia Saudí, Omán, Libia, Israel o Catar.
Hay parte de la región que está en rojo, es decir en nivel alto de estrés hídrico, cuando el consumo de agua está entre el 40 y el 80% de su disponibilidad. En esta franja se encuentra, por ejemplo, la calificación de España como país, que ocupa el puesto 28 de 164, por encima de otros como Argelia, Túnez o Siria. Solo algunas zonas de la región coincidiendo con el noroeste y el suroeste presentan un nivel medio-alto, marcado en naranja, en el que el consumo de recursos hídricos se encuentra entre el 20 y el 40%.
Como se puede ver en el mapa, hay zonas de amarillo claro en Aragón, Extremadura o Galicia con nivel de estrés hídrico bajo (consumo inferior al 10%). Ycomo se evalúa no solo  la disponibilidad, sino también la demanda, eso hace que el entorno de Londres, a pesar de lo que llueve, sufra un estrés alto.