Adriana Ozores vuelve a casa

M. Sierra
-

La actriz recibió entre aplausos y elogios el Premio Corral de Comedias que reconoce el trabajo hecho en sus orígenes bajo la batuta de directores de la talla de Marsillach

Adriana Ozores vuelve a casa

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro arrancó su 42 edición por todo lo alto, entregando el Premio Corral de Comedias a Adriana Ozores, por su «impecable labor con los textos clásicos», como recogía el acta del galardón, que recordaba así sus comienzo en el mundo del teatro, que no dudó en realizar de la mano de los clásicos, en La Celestina, en El Alcalde de Zalamea, en una cita cultural como parte de una Compañía Nacional de Teatro Clásico que apenas si aprendía a andar, y una cita cultural en la que todavía hoy «resuena su voz en tantos versos», como recordó el director del festival Ignacio García, en la presentación de un acto en el que México irrumpió convertido en un ancestral chillido, el de los demonios de Teloloapan justo después de que Jaramar Soto lo llenara todo de melodiosa poesía con versos de la llorona (la muerte). Ozores recibió el galardón ante un patio de butacas al completo y con esa sonrisa que la caracteriza arropada por el aplauso de todos .
García, director del Festival, fue el maestro de ceremonias de este acto y como tal estrenó el atril de este escenario desde el que habló del pasado, el presente y futuro de esta «reserva del Siglo de Oro», empezando por destacar la importancia de contar con un Corral de Comedias como éste en los que convivían, hace 400 años, «reyes y mendigos», convertido hoy en el escenario de esta muestra que en su 42 edición destaca por ser «americanista, feminista, accesible e inclusiva». Habló García de sor Juana como «ese faro de esta edición porque ella es México» y porque ella es una más de una lista de mujeres del Barroco en la que también están «Rosaura, Tisbea, Laurencia, Casandra y Melibea», primer papel que interpretó Adriana Ozores en Almagro de la mano de Adolfo Marsillach. Un personaje que le sirvió de puente para hablar de Adriana como un pilar más de una edición que da voz a la mujer, dentro de una muestra en la que todavía «resuena tu voz en tantos versos». Unos versos que García le invitó a ampliar «pronto».
El punto y seguido a la noche lo puso la escritora Elvira Lindo, encargada de la laudatio de este premio que arrancó diciendo: Adriana esta noche celebramos tu talento. Habló de su humildad y de su eterna sonrisa. Recordó a la actriz que empezó en esto de la mano de Marsillach, «una actriz tozuda, inconformista que gracias al teatro clásico se fue transformando». Según Lindo, la relación de Marsillach y de la actriz fue una gran alianza tras «oír el astuto director la musicalidad natural de su alma» en aquella primera prueba que la hizo subirse a los escenarios. Habló de la musicalidad de su voz, de la belleza de su rostro, de sus «ojos que iluminan la última fila de cualquier teatro» y de esa boca «siempre preparada para sonreír». 

Adriana Ozores vuelve a casa
Adriana Ozores vuelve a casa - Foto:
Incidió en su apellido, Ozores que durante mucho tiempo se ligó a la comedia, un concepto que ella cambió, hasta el punto de «conseguir darle la vuelta hasta hacerlo singular», dijo, gracias a «su rebeldía sutil» y su pasión por desafiar a la realidad. 
Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno de España cerró la parte más protocolaria del acto. Un momento tras el atril que le sirvió para recordar que Almagro es una oasis para la cultura para el que espera que el Corral consiga esa declaración de Patrimonio de la Humanidad por la que se está luchando. Habló de la necesidad de apostar por la cultura, y de cómo el teatro es «un hecho redondo y reivindicable en estos tiempos de nuevas tecnologías, es la artesanía de la palabra, de las ideas, de los personajes, es ese espacio en el que todavía nos seguimos inquietando». Por eso, dijo, Almagro «tiene tanta importancia», porque «desde aquí damos a conocer el patrimonio de nuestra cultural» y por eso «merece la pena seguir creciendo y seguir innovando». Agradeció que este año la muestra esté dedicada a la igualdad y en esa línea habló de una de esas mujeres que hablan de esa igualdad en esta edición, a Adriana Ozores, a la que valoró por su trabajo, pero sobre todo por cómo «eres por dentro». 
En representación del gobierno regional habló el consejero de Cultura en funciones, Ángel Felpeto, que dijo que Almagro es el mejor ejemplo de los buenos resultados que trae consigo que las administraciones trabajen en equipo por un objetivo.  Que se están dado los pasos adecuados lo demuestran cifras, subrayó Felpeto, como que el pasado año esta muestra consiguió «un impacto económico de 22 millones euros». 
Adriana Ozores vuelve a casa
Adriana Ozores vuelve a casa - Foto:
El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, destacó el Corral de Comedias «humilde pero acogedor» que es un gran escenario para este Festival del que también destacó su papel como motor económico. Arrancó su discurso agradeciendo al director del Festival por «presentar cada año el mejor programa» y a las administración públicas que han unido fuerzas para «engrandecer este festival», así como a los patrocinadores a los que recordó que «invertir en cultura es hacerlo por la provincia, por la economía». Sobre el festival, dijo que la Diputación hace «un considerable esfuerzo para mantener la aportación económica» para mantener vivo este festival, pidiendo al público que no falte, porque son ellos «los destinatarios de esta fiesta» que ayer alzó el telón.


Adriana Ozores vuelve a casa
Adriana Ozores vuelve a casa - Foto: