Page defiende la identidad y cultura como «punto de unión»

Nieves Sánchez
-
Emiliano García-Page junto a la reina a su llegada al Parador. - Foto: Pablo Lorente

El presidente regional, que sacó pecho de la ley de tulela de personas con discapacidad, se posicionó frente a quienes quieren «levantar fronteras»

Durante su intervención en el acto de entrega de los Premios Reina Letizia 2018, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aprovechó para realizar una defensa de la cultura como elemento de unión frente a quienes pretenden usarla para «crear problemas, levantar fronteras o encarcelarse a sí mismos».
Sin hacer referencia explícita en ningún momento a la situación catalana, el máximo responsable del Ejecutivo autonómico indicó que la cultura tiene que servir «para abrir, para expandir, para permitir ser cada vez más y mejor persona». «Cuando se usa como un elemento identitario, lo que hace es empequeñecer», aseguró.
Al hilo de esto, Page valoró la posición de privilegio que tiene el país en materia de inclusión y de esperanza de vida, no solo de la sociedad en general, sino especialmente de las personas con discapacidad. Un colectivo por el que mostró su admiración por su capacidad de asociación y avance en estos 40 años de democracia en España. «El éxito de este país en estos años se puede medir por muchas cosas, por kilómetros de carretera o por metros de polígonos, pero sobre todo es por lo logrado en materia de integración e inclusión. Tenemos que sentir autoestima política, es uno de los grandes éxitos de este país y una de las cosas de las que me siento más orgulloso como político», manifestó poniendo como ejemplo de entidad a la ONCE.
No obstante, sacó también pecho de la ley regional aprobada por su Ejecutivo en la que se establece «con rotundidad» que ante la ausencia de los padres y familiares directos, la administración tiene la obligación de tutelar a los hijos con alguna discapacidad.