scorecardresearch

El PP insiste en que no se suprimirá ningún servicio ferroviario

S. GALA
-

Rechazada quedó ayer en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha la moción presentada por el Grupo Parlamentario Socialista con la finalidad de evitar la desaparición, cierre o disminución de líneas y servicios de media distancia que transcurren por esta comunidad y tienen a sus municipios como puntos de partida, salida o parada.

Fue Rosa Melchor la diputada socialista que defendió esta moción en el Pleno, recordando que la consejera de Fomento quiso tranquilizar a los ciudadanos asegurando que no se iba a perder ningún tren convencional, y sin embargo los acontecimientos posteriores han puesto de manifiesto que sí se ha reducido el número de servicios y que muchos ciudadanos de esta región pueden quedarse sin conexiones a través de tren convencional, dijo.

Melchor achacó los «recortes en materia ferroviaria» a María Dolores Cospedal y a Mariano Rajoy, porque ambos apoyan el Plan de Racionalización del Transporte Ferroviario aprobado por el Consejo de ministros.

No obstante, el diputado del Grupo Parlamentario Popular José Luis Teruel, quiso echar por tierra los argumentos esgrimidos por la socialista. Es más, le acusó de ir al Pleno a «criticar por criticar» y sin argumentos; e insistió en que en Castilla-La Mancha no se va a suprimir ningún servicio ferroviario, «más allá de paradas residuales con un uso anecdótico (no alcanzan la decena y tienen menos de un pasajero diario); y, por contra, se van a garantizar las necesidades de movilidad de los ciudadanos».