Los ayuntamientos con superávit son mayoría

A.G
-

Los datos del Ministerio de Hacienda reflejan que casi el 85% de los consistorios albacetenses terminaron el ejercicio presupuestario de 2018 con más ingresos que gastos

Imagen de archivo de una delegación del Ministerio de Hacienda, que realiza el seguimiento de los presupuestos. - Foto: Víctor Ballesteros

El Ministerio de Hacienda publicó recientemente uno de sus informes periódicos sobre las liquidaciones de los presupuestos municipales de los consistorios españoles, en este caso de 2018. Las cifras confirman la tendencia del último lustro en el territorio albacetense, con una amplia mayoría de ayuntamientos que registran superávit en el ejercicio, dinero que confían en destinar a reducción de deuda y futuras inversiones, dado el actual contexto de restricción al gasto de la administración local.
Hacienda cuenta con los datos completos de 76 de los 87 consistorios albacetenses. De ellos, 64 acabaron el año con más ingresos que obligaciones de gasto reconocidas, con lo que su porcentaje asciende a casi un 85% del total de la muestra. Mientras, los 12 que liquidaron el año con déficit presupuestario fueron Abengibre, Albatana, Almansa, Ayna, Férez, Lezuza, Motilleja, Ossa de Montiel, Povedilla, La Recueja, Valdeganga y Villatoya.
En los casos de más gastos que ingresos, las cantidades del debe son mayoritariamente bajas. Mayores son algunos de los superávit anuales, que suman un total de 31,3 millones de euros, cuatro más que en 2017 (aunque cabe resaltar que más de 18 corresponden a la capital provincial).
Con ello, los municipios de la provincia acumulan un remanente de tesorería positivo de algo más de 53 millones de euros. Contar con esa liquidez ha sido uno de sus objetivos principales en los últimos años, ya que es la principal condición para que el Ministerio les autorice las inversiones denominadas «financieramente sostenibles».  Además, mientras mantengan de deuda financiera, la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local les obliga a destinarlo a reducirla.

(Más información en edición impresa)