El precio medio de la vivienda en la región baja un 0,5%

LT
-

El precio medio de la vivienda terminada, tanto nueva como usada, en Castila-La Mancha, bajó cinco décimas en el tercer trimestre del año en relación con el mismo periodo del año pasado.

El precio medio de la vivienda en la región baja un 0,5% - Foto: Yolanda Lancha

El precio medio de la vivienda terminada, tanto nueva como usada, en Castila-La Mancha, bajó cinco décimas en el tercer trimestre del año en relación con el mismo periodo del año pasado.
En España, sin embargo, el precio medio de la vivienda terminada se incrementó en el tercer trimestre del año un 3,8 % en comparación con el mismo periodo de 2018, según los datos provisionales de la sociedad de tasación Tinsa.
La vivienda encadenó así su duodécimo trimestre consecutivo de encarecimiento de precios de ámbito nacional -subieron un 1,2 % frente al segundo trimestre-, con un incremento medio del 14,2 % desde que tocara su mínimo en la crisis.
Respecto a los valores máximos de 2007, Tinsa señala que la vivienda acumula una caída media del 33,3 % en España.
En las dos ciudades más pobladas, Madrid y Barcelona, la tasadora confirma una "estabilización en el mercado residencial".
En Barcelona, la vivienda terminada registró una caída interanual del 1 % en el tercer trimestre y, en Madrid, aunque el valor creció un 3 % respecto a un año antes, la vivienda se abarató ligeramente (un 1,7 %) respecto al segundo trimestre del año.
Por regiones, los descensos interanuales se extendieron en el tercer trimestre a Galicia, Asturias, Ceuta, Melilla, Castilla y León, Castilla-La Mancha y La Rioja, además de a 19 provincias y 15 capitales.
Navarra, con un aumento del 6,1 %, fue la única comunidad autónoma que se encareció por encima del 5 % en tasa interanual en el tercer trimestre, seguida por Aragón (4 %), País Vasco (3,9 %) y Comunidad Valenciana (3,9 %).
La caída acumulada desde máximos de 2007 sigue estando por encima del 50% en Castilla-La Mancha (-52,8 %); en La Rioja y Aragón la brecha se mantiene en un 48,6 % y en un 45,4 %, respectivamente, y en el extremo contrario, Baleares y la Comunidad de Madrid dejan la diferencia por debajo del 30 % (sólo un 19% en el caso de Baleares).
El director del Servicio de Estudios de Tinsa, Rafael Gil, indica en una nota que se perciben "señales de agotamiento del ciclo expansivo, a causa de un debilitamiento de la demanda asociado al enfriamiento macroeconómico".
La situación, añade, "podría derivar en futuras caídas de demanda y de precios, que no deberían ser fuertes salvo en el caso de una intensa recesión económica”.
La ciudad más cara de España es San Sebastián (3.406 euros el metro cuadrado), seguida por Barcelona (3.349 euros) y Madrid (2.962 euros).
Entre las más baratas se encuentran Lugo, Castellón, Ciudad Real y Lleida, todas ellas por debajo de 900 €/m2.
La nómina de provincias con caídas interanuales de precio se eleva hasta 19 en el tercer trimestre, lideradas por Ciudad Real (-14,4 %), Lleida (-10,3 %) y León (-8,9 %).
La vivienda aún mantiene en cinco provincias un valor que no alcanza ni la mitad del que tuvo en 2007 y este es el caso de Toledo, Guadalajara, Huelva, Lleida y Castellón.