Detectar para curar

SPC
-

El cáncer de próstata es asintomático hasta las fases avanzadas, por lo que las revisiones son claves para evitar un desenlace adverso

Detectar para curar

El de próstata es uno de los cánceres más frecuentes entre los varones. Sin embargo, las posibilidades de curación son muy altas si se detecta en las etapas iniciales. Por eso, quienes presenten factores de riesgo no deben pasar por alto las revisiones.
Esta glándula pertenece al sistema reproductor masculino. «Está localizada justo debajo de la vejiga y delante del recto. Su tamaño es como el de una nuez y rodea una parte de la uretra. La glándula prostática produce un fluido que forma parte del semen», explican los especialistas de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Por su parte, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) aclara que el organismo está constituido por tejidos y éstos, a su vez, por un conjunto de células que se dividen de forma regular con el fin de reemplazar a las ya envejecidas o muertas. «Este proceso está regulado por una serie de mecanismos que indican a la célula cuándo comenzar a dividirse y cuándo permanecer estable. Si estos mecanismos se alteran en una, ésta y sus descendientes inician una división incontrolada que, con el tiempo, dará lugar a un tumor o nódulo», detalla.
Según datos del Servicio de Urología y Litiasis del Hospital Ruber Internacional de Madrid, cada año se diagnostican unos 700.000 nuevos casos en el mundo, lo que supone el 11,7 por ciento de todos los tumores masculinos. En este sentido, es necesario tener en cuenta que cuando la enfermedad se diagnostica en sus fases iniciales, tiene una alta supervivencia. En cambio, si no se detecta a tiempo, progresa y puede dar lugar a metástasis.
«Desafortunadamente, a algunos hombres se les diagnostica cáncer de próstata en las últimas fases de la enfermedad ya que, en estadios iniciales, el cáncer de próstata no presenta síntomas», detalla Patricia Ramírez, uróloga del centro. Además, precisa que «la enfermedad no solo afecta a los hombres mayores», por lo que recomienda a todos los varones a partir de los 45-50 años que acudan a sus revisiones urológicas.