El sonido de una noche de verano

E.R.J.
-

Orquestina Baile al Fresco es una formación albacetense que acaba de publicar su primer disco, con una selección de temas de siempre, que mantienen vivos con un toque personal

Los integrantes de Orquestina Baile al Fresco interpretan en sus actuaciones lo que ellos llaman temas de siempre. - Foto: OBF

En la era del reggaeton, del perreo y de las mezclas de lo electrónico con lo folclórico, las melodías de toda la vida ganan adeptos. Sobre todo en verano, el momento propicio para las verbenas de pueblos y para los bailes de vermut. Esos temas son, precisamente, la carta de presentación de Orquestina Baile al Fresco (OBF) que, con prácticamente una década de actuaciones a sus espaldas, acaba de editar su primer trabajo discográfico.
El título no deja lugar a equívocos, Melodías de anteayer. Son las que interpretan en los muchos pueblos que recorren, especialmente en estío, y son las que los vecinos les piden. Y ellos las tocan. «La gente va a las verbenas y se encuentra con un montón de vatios de luz y de sonidos y con mucho grabado, no da opción a atender sugerencias», comenta Antonio González Picazo, uno de los tres integrantes de OBF y con unas manos brillantes para el acordeón.
«La nuestra es una música muy cercana, que ha pasado el filtro de los años y permanece viva» y, lo mejor de interpretarla, muy a menudo en las plazas de los pueblos y con los vecinos bailándola, es que «al público le gusta, te lo dice con la mirada».
Antonio tiene dos buenos compañeros de viaje en este atractivo proyecto, Hilario Cuenca, que toca la trompeta y el fliscorno, y Juan F. García Vinuesa, con la percusión y el saxofón alto, y quien planteó la idea del disco.  
«Este invierno estuvimos trabajando en la selección, luego hicimos la grabación y acabamos de sacarlo hace poco, pero estamos muy contentos con el resultado», reconoce Antonio González Picazo, que cuenta que, por el momento, se han atrevido «con menos de mil» pero, a la marcha que va la acogida, «a lo mejor en septiembre tenemos que hacer más». 
Temas como Toda una vida, Dos Gardenias, Moliendo Café o Bienvenido Mr. Marshall son parte de esta primera aventura con formato físico de Orquestina Baile al Fresco, pero también se encuentran, entre los 15 escogidos, El Cerezo Rosa, La Cumparsita o Samba Rusticana.
Agradecen el respaldo que han tenido en las tareas de grabación y mezcla de Carlos Martínez, el trabajo en diseño gráfico y fotografía de Marta Gómez y María Sanz y las colaboraciones de muchos compañeros y amigos en el resultado musical, aunque sobresale la de toda una referencia musical para los músicos tarazoneros y de toda la comarca, la participación «del maestro ‘Colorín’, que es como la guinda de este trabajo». Los sonidos del acordeón de Antonio González (padre) están presentes en tres de los temas grabados.

(Más información en edición impresa)