Elche de la Sierra quiere el récord

Redacción
-

La organización de la Vuelta a la Peña de San Blas ofrece una bolsa de 800 euros a los atletas que rebajen la marca de esta clásica prueba

Jaouad Tougane cruza la meta para ganar en Elche de la Sierra en 2018. - Foto: Francisco Villaescusa

La XX Vuelta a la Peña de San Blas de Elche de la Sierra, prueba puntuable para el XIX Circuito Provincial de Carreras Populares que organiza la Diputación de Albacete, promete ser todo un espectáculo si el tiempo no lo impide. La bolsa de premios destinada a los atletas que sean capaces de batir los récords es de 800 euros, una jugosa cantidad que ha concitado a algunos fondistas de talla internacional que se batirán con más de 800 deportistas inscritos, la mejor cifra de participación de los últimos seis años. Ya sólo falta que el viento permita un respiro para que la carrera se desarrolle con total normalidad.
En categoría masculina, el principal favorito es el marroquí Hafid Mhamdi, un veterano atleta de 39 años que ofrece un currículum espectacular. Mhamdi venció en la Media Maratón Internacional Ciudad de Albacete en el año 2007 con una estratosférica marca de 1h,03’,25’’. Al año siguiente fue tercero en esta misma prueba, un día que no olvidará pues logró su mejor marca personal con 1h, 03’,17’’. El reto no es fácil, el récord (45,23) dejado en Elche de la Sierra por su compatriota Abdelaziz Dahaoui en el año 2011 parece inalcanzable temporada tras temporada. El que más se ha acercado fue Jaouad Tougane  el año pasado con 46,20.
En categoría femenina, el desafío es todavía más difícil. La marroquí Souad Kabouchia dejó una escalofriante marca (55,05) hace 14 años. Kabouchia es una atleta de primer nivel mundial, con una mejor marca en media maratón de 1h,10’,53’’ y en maratón de 2h, 31’,09’’. Alcanzar estos cronos es un objetivo casi imposible, aunque la etíope Rehima Serro, nacionalizada española y residente en Madrid, es la que más se acerca entre todas las inscritas para esta edición. Rehima posee una mejor marca de 1h,14’,53’’ en media maratón, un crono más que respetable pero lejos de los ritmos ofrecidos por Souad Kabouchia. La segunda mejor marca femenina en Elche de la Sierra la fijó Wafiya Benalí en 2011 con 56,11.