AESA concluye la inspección del aeropuerto de Ciudad Real

I. Ballestero
-

Cerca de una decena de técnicos de la Agencia Estatal de Seguridad han revisado durante tres días que los procedimientos que recoge el Manual de Aeropuerto se cumplen en la instalación

Un coche de bomberos circula por la pista del aeropuerto el pasado lunes, el día previo a la visita de AESA. - Foto: Rueda Villaverde

La reapertura del aeropuerto de Ciudad Real avanza a velocidad de crucero. Desde el martes y hasta el jueves, alrededor de una decena de técnicos de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea han revisado de manera minuciosa todos los aspectos de la instalación aeroportuaria para verificar que los procesos y procedimientos que recoge el Manual de Aeropuerto se pueden llevar a cabo de manera efectiva en la instalación, así como que se cumplen las condiciones tanto del Proyecto Constructivo que ya aprobó en su día, a través de Aviación Civil, y del Plan Director de la infraestructura, que diez años atrás recibió el visto bueno por parte de AENA. El trabajo de los inspectores se centra ahora en la elaboración de los diferentes informes que se concretarán en un documento en el que se deberá reflejar el cumplimiento de esos procedimientos así como los cambios o modificaciones que haya que llevar a cabo en los mismos.
Poco ha trascendido por el momento del examen de AESA a aeródromo ciudadrealeño. Fuentes consultadas por este diario reconocen un trabajo «intenso» que durante tres días han mantenido sin descanso ocho inspectores de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para revisar «hasta el más mínimo detalle»de la instalación, desde aquellas cuestiones más gruesas hasta el trazo más fino, para comprobar que todo esté a punto de cara a la fecha marcada por la autorización de Enaire para la reapertura del tráfico aéreo en Ciudad Real, el próximo 12 de septiembre.
El examen que va a marcar el futuro de la instalación, dentro de aquellos que ha realizado AESAa lo largo de los tres días, es el del Manual de Aeropuerto, marcado ya por el Real Decreto 862/2009, que va a definir qué clase de infraestructura tendrá Ciudad Real a partir del 12 de septiembre. Diez años atrás, el Manual de Aeropuerto de Ciudad Real lo aprobó la propia Agencia Estatal de Seguridad Aérea, y la duda es saber si la nueva dirección de la infraestructura ha mantenido o no el que se presentó entonces, que orientaba la instalación hacia un aeropuerto con el Boeing 737 o el Airbus A320 como ‘aeronave tipo’ y la máxima categoría de radioayuda.
Ese documento incluye desde partes que pueden parecer básicas pero resultan fundamentales, como el organigrama del aeropuerto, hasta cuestiones de procedimiento como las medidas de seguridad, el control instrumental y la categoría del aeropuerto. Diez años atrás, cuando la instalación debió pasar este mismo examen para su puesta en funcionamiento, estaba catalogado como la máxima categoría instrumental, la número 3 del Instrumental Landing System, la radioayuda que permite a los aviones aterrizar en condiciones de baja visibilidad, para que se pudiera operar en él en todas las condiciones posibles. Además, la aeronave ‘tipo’ que se estableció entonces fue el Boeing 737 (o Airbus A320), por lo que el Manual de Aeropuerto estaba adaptado a los procedimientos para esos aviones.