Sequía, plagas y pedrisco mermarán la cosecha de uva

La Tribuna
-

En relación a la posible caída de los precios en el inicio de la campaña, el presidente de la Sectorial Vitivinícola de la asociación agraria señala que «todavía es pronto para comenzar a hacer cábalas»

Imagen de viñedos.

El presidente de la Sectorial Vitivinícola de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha, Pedro Alcolea, ha avanzado que la sequía, las plagas y las enfermedades o tormentas de pedrisco «mermarán considerablemente» la cosecha de uva de esta campaña en la región.
En un comunicado, el también presidente de Asaja en Socuéllamos señala que la falta de lluvias está afectando notablemente al viñedo de secano, que todavía supone aproximadamente un 40% del total, y augura que si no llueve en los próximos días la reducción de cosecha puede ser «muy significativa». A la falta de precipitaciones,  el dirigente agrario suma la incidencia de plagas, como la araña roja o amarilla, o de enfermedades, como el oidio o cenicilla, entre otras, porque ha convenido como las tormentas de pedrisco ya han causado importantes daños en las viñas de zonas productoras como La Manchuela.
Respecto al mercado del vino y la oscilación de precios, Alcolea señala que se siguen realizando operaciones con normalidad y, como es habitual, con precios más altos para los tintos que para los blancos. No obstante, ha mostrado su preocupación ante las diversas declaraciones sobre posibles precios a la baja y ha considerado que «es pronto para comenzar a hacer cábalas, además de arriesgado». Alcolea se refiere así a las declaraciones realizadas por la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en esta semana en la que alertaron sobre la posibilidad de que se produzca una importante bajada de los precios de la uva en el inicio de la próxima campaña de vendimia, que podría llegar al 40 por ciento sobre el precio pagado en la campaña 2017-2018. Una reducción de precios, que a juicio de UPA, vendrá motivada por el nivel de vino y mosto que actualmente almacenan las bodegas y cooperativas en España, y que a 31 de julio se prevé que sean 36 millones de hectolitros, lo que supondría más de siete millones por encima de las existencia que había el pasado año.
Por otro lado, y con el objetivo de analizar en profundidad la situación del vino y la próxima vendimia, el responsable de la sectorial vitivinícola de Asaja ha anunciado que en las próximas semanas convocará una reunión con diversos representantes de cooperativas vinícolas y otros profesionales del sector.