Triunfo culé en un día de récord

EFE
-

El Barcelona anima el desenlace de la Liga Iberdrola al ganar al Atlético de Madrid por 0-2 en el Wanda Metropolitano, que logró reunir a 60.739 espectadores estableciendo un nuevo récord mundial de asistencia en un partido de fútbol femenino

Triunfo culé en un día de récord - Foto: Kiko Huesca

Quienes este domingo esperaban la claudicación del Barcelona, se toparon de bruces con una reivindicación azulgrana y es que las pupilas de Lluís Cortés vencieron en el Wanda Metropolitano al otro coloso del fútbol femenino español, el Atlético de Madrid.
De la mano de su rivalidad deportiva, los proyectos de ambos equipos lanzan al fútbol femenino español hacia una nueva era de visibilidad y profesionalismo, logrando la asistencia de 60.739 personas en las butacas del estadio Wanda Metropolitano.
"El fútbol gana con ellas" expuso, en las vallas publicitarias del recinto, la empresa Iberdrola, el principal patrocinador de una competición que ganó emoción con la victoria barcelonista. Se quedó el equipo catalán tres puntos por detrás del líder rojiblanco, igualmente derrotado en la primera vuelta en Barcelona.

Triunfo culé en un día de récord
Triunfo culé en un día de récord - Foto: Kiko Huesca
Pese a la revancha en las semifinales de Copa, guardaba la afición madrileña ese partido en la memoria, así que pidió a su equipo que fuera a por todas. 'Adelante, Atleti Femenino' fue el mensaje que leyeron las pupilas de José Luis Sánchez Vera en uno de los fondos y al ataque jugaron los primeros compases del envite.
Ludmila da Silva, Jenni Hermoso y Laia Aleixandri se postularon para el primer gol; Lieke Martens, Kheira Hamraoui y Asisat Oshoala buscaron, por el bando rival, la réplica.
Mediada la primera parte, perdió fuerza el Atlético de Madrid y se animó Oshoala sobre un césped bañado en confeti, como en los grandes días de fútbol en el nuevo Metropolitano. Lo probó también Vicky Losada, aunque Ángela Sosa fue quien protagonizó el último intento rojiblanco antes del descanso, todavía con 0-0.
Fue tras la pausa, ya iniciado el carrusel de cambios en uno y otro equipo, cuando los vídeo-marcadores informaron del récord de asistencia en un partido entre clubes de fútbol femenino.
Rompieron entonces a cantar 60.739 voces, hasta que la nigeriana Asisat Oshoala gritó el 0-1. Fue el preludio al gran festín catalán, condecorado por el acierto de la inglesa Toni Duggan. Dos de los fichajes internacionales del Barcelona reivindicaron su porqué y avivaron la batalla por el título de Liga.

 

Día histórico.  Los 60.739 aficionados que poblaron las gradas del estadio rojiblanco, que cuatro días antes del encuentro había agotado las localidades, permitieron superar el récord de espectadores a un partido de fútbol femenino en España que logró el duelo de cuartos de final de la Copa de la Reina entre el Athletic Club y el Atlético de Madrid (0-2) del pasado 30 de enero en San Mamés. 

Además, la cifra supone el récord mundial de asistencia a un partido femenino de clubes, una marca que poseía hasta el momento el partido de la Liga mexicana entre Tigres y Monterrey disputado en 2018 en el Estadio BBVA Bancomer, con 51.211 espectadores.