El PP será el partido más votado y está cerca de la mayoría absoluta

JOSÉ FIDEL LÓPEZ
-

Los 'populares' obtendrían el respaldo del 38,6% de los votantes, lo que les daría entre 11 y 12 representantes el 24-M

Así quedaría el reparto de votos, a tenor de la encuesta. - Foto: LA TRIBUNA

La pregunta está en el aire: ¿Qué pasará en el mapa político municipal tras las elecciones del 24 de mayo? Pues que ni al PP le irá tan mal como se podría pensar ni los socialistas sacarán rédito de la pérdida de apoyo del partido en el Gobierno. Así las cosas, el PP, al frente del Consistorio capitalino desde el año 2011 tras conseguir una abrumadora mayoría en los comicios, se sitúa entre los 11 ó 12 concejales y mantiene sus aspiraciones a poder gobernar con mayoría absoluta de nuevo.

El PSOE sufre un retroceso en la intención de voto, ya que de los 10 ediles logrados en 2011 pasará a siete. Por su parte, un partido novel para los albacetenses, Ciudadanos, irrumpirá con fuerza tras el 24-M en la Casa Consistorial, al lograr entre cuatro y cinco sillones en el salón de plenos, mientras que Ganemos, la plataforma electoral nacida de la unión de Izquierda Unida con otros partidos y colectivos, se hará con cuatro representantes, lo que supondrá alcanzar tres actas de concejal más que en 2011, cuando la formación de izquierdas se presentó en solitario.

El resto de partidos políticos que concurren en los comicios locales del 24 de mayo -hasta 11 candidaturas han presentado listas para estas elecciones- no lograrán representación. Éstas son las principales conclusiones del Estudio Socio-Político Municipal realizado por la empresa Sigma Dos para La Tribuna de Albacete. Así las cosas, de celebrarse ahora mismo las elecciones, el PP sería el partido más votado en la capital albacetense al alcanzar el 38,8% de los votos, lo que daría a la candidatura que encabeza Javier Cuenca entre 11 y 12 concejales, como se ha apuntado.

Eso sí, esas cifras distan mucho de las registradas en 2011, cuando la lista liderada por la todavía alcaldesa, Carmen Bayod Guinalio, consiguió el 52,1% de los sufragios. De esta manera, el PP perdería la mayoría absoluta en el Consistorio.

En cuanto al PSOE, seguiría siendo la segunda fuerza más votada en la capital albacetense, pero en caída libre al conseguir una estimación de voto del 24,8%, lo que le daría siete representantes en el salón de plenos, tres menos que en 2011, año en el que se hicieron con 33,2% de los votos y 10 concejales.

Debut optimista de Ciudadanos y Ganemos Albacete. Respecto a Ciudadanos, que debuta en estas elecciones en la capital, entraría como tercera fuerza política en el Ayuntamiento, con el 16,8% de los sufragios, lo que otorgaría a la formación que lidera en la ciudad Carmen Picazo entre cuatro y cinco representantes. Y por último, Ganemos Albacete, nueva formación en la que se integra Izquierda Unida -de hecho, su candidata a la Alcaldía es la actual edil izquierdista Victoria Delicado-, alcanzaría el apoyo del 15,7% de los votos de los albacetenses, así como cuatro ediles en el Consistorio. Este dato supone que Ganemos aumentaría en tres concejales su representación municipal en relación con los resultados que logró IU en 2011. Por tanto, de repetirse el 24 de mayo estos resultados, el Partido Popular se vería obligado a buscar el apoyo de Ciudadanos para obtener una mayoría que garantizase la gobernabilidad del Consistorio capitalino. Entre ambas formaciones alcanzarían 16 sillones en el salón de plenos.

Por otro lado, los socialistas, ni siquiera con el respaldo de Ganemos Albacete, tendrían posibilidad de hacerse con el bastón de mando que deja este año Carmen Bayod tras los comicios del día 24; entre ambas formaciones conseguirían 11 actas.

Sólo la suma de PSOE, Ciudadanos y Ganemos desbancaría a los populares del Gobierno de la ciudad de Albacete. De todas maneras, el partido que lidera Albert Rivera ya ha anunciado que no es partidario de los pactos de mandato, sino de acuerdos puntuales, por lo que una coalición a tres es más que improbable.

El resto de formaciones políticas hasta completar las 11 candidaturas que compiten en estos comicios apenas conseguirían el cuatro por ciento de los votos frente al 8,3% de la anterior convocatoria electoral.