CLM presentará un «ambicioso» plan para 600 depuradoras

La Tribuna
-

El Gobierno presentará antes del verano este plan de depuración para toda la región que contempla la intervención en 600 depuradoras y una inversión de 180 millones de euros

El presidente regional, Emiliano García-Page, inauguró las instalaciones de la nueva depuradora de Sacedón, en Guadalajara.

El Gobierno de Castilla-La Mancha presentará antes del verano un «ambicioso» Plan de Depuración para toda la región que contempla la intervención en 600 depuradoras y supondrá una inversión en obra pública «muy importante en la comunidad», con la previsión de 180 millones de euros en esta legislatura.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, inauguró y visitó este miércoles la depuradora de aguas residuales de la localidad de Sacedón (Guadalajara), que con una inversión de cerca de dos millones de euros da servicio a 6.000 habitantes; una infraestructura desarrollada por Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, según informó la Junta en nota de prensa.
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en declaraciones a los medios de comunicación, destacó que una depuradora es un ejemplo «excelente» de economía circular «en el que conseguimos tratar el agua y verterla al cauce, en este caso del río Tajo, depurada y hacemos utilización también de los residuos sólidos que genera la propia depuradora». «Un círculo virtuoso de la economía desde el punto de vista puramente económico, pero también un círculo virtuoso el punto de vista medioambiental», explicó.
Desde el Gobierno regional recordaron que las obras de la estación depuradora de aguas residuales de Sacedón se paralizaron en septiembre de 2011 junto a las de Horche y Cifuentes, también en la misma provincia, por el anterior Gobierno autonómico del PP, unos trabajos que recuperó el Gobierno presidido por Emiliano García-Page incluyendo mejoras en los proyectos iniciales para adaptarlas a las necesidades futuras de las localidades y que han supuesto una inversión de seis millones de euros.
«Vamos a completar un proceso de depuración necesario en el Alto Tajo», ha señalado al respecto Martínez Arroyo, «cumpliendo con el compromiso que adquirimos en el año 2015 de recuperar las inversiones que paralizó el Partido Popular en Castilla-La Mancha y dando a los ciudadanos lo que los ciudadanos de nuestro medio rural se merecen y necesitan para poder tomar una decisión muy importante: la de vivir voluntariamente en nuestros pueblos», incidió.
 En pleno Alto Tajo, el consejero de Agricultur trasladó el compromiso del Ejecutivo regional con los ciudadanos de Castilla-La Mancha y los de los municipios ribereños en particular.
«Vamos a seguir trabajando en la defensa de los intereses de la región para que no haya trasvase para regadío en el Levante y para que, entre todos, en esa Mesa Regional del Agua y con un documento de posición, que estoy convencido van a suscribir todos los partidos políticos y todo el tejido socioeconómico de la región, podamos defender mejor nuestros intereses los intereses de Castilla-La Mancha», expresó el consejero.
Y es que esos intereses, incidió, «son los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha» y particularmente esto se puede decir «muy alto» aquí en Sacedón, en el Alto Tajo y en los municipios ribereños.


SEGUNDA REUNIÓN DE LA MESA DEL AGUA. Preguntado sobre el documento de posición en la materia que se ha impulsado desde el Gobierno regional a través de la creación de la Mesa del Agua, el consejero se mostró optimista y resaltó el trabajo de los dos últimos años. A la espera de las alegaciones que se están recibiendo por parte de las entidades participantes en la mesa, dijo que para finales de este mes o principios de abril se convocará la segunda reunión en la que se espera contar con un documento de posición regional «que estén dispuestos a suscribir todas las fuerzas políticas de la región y todas las organizaciones representativas de Castilla-La Mancha». Eso, finalizó, «sería un excelente ejemplo que dar a otras regiones de España y, sobre todo, una muestra del compromiso de todos con los ciudadanos de Castilla-La Mancha».