scorecardresearch

Guerras en Wall Street

Agencias
-

Los pequeños inversores comienzan a plantar cara a los grandes fondos de inversión con acciones coordinadas que amenazan con hacer temblar los cimientos del parqué

Guerras en Wall Street

La democratización de las operaciones bursátiles por medio de aplicaciones y redes sociales ha provocado desde finales de enero una guerra en Wall Street en la que, por primera vez, los grandes fondos fueron los derrotados, con 20.000 millones de dólares perdidos -y también mucho orgullo- en el campo de batalla, y tras la que se abre un dilema regulador y sobre un sistema que los grandes brokers controlaban hasta ahora.

Después de un 2020 lleno de sobresaltos, no es una sorpresa que los gerentes de los grandes fondos  de Manhattan estuvieran pendientes de cuál era el siguiente movimiento bursátil que iba a realizar Deepfuckingvalue, uno de los protagonisas de la revolución del foro Wallstreetbets en Reddit. Su nombre verdadero es Keith Gill y consiguió desde el sótano de su casa en Massachusetts ganarle la partida a fondos como Melvin Capital, que había amasado un gran volumen de opciones en corto (el derecho de vender acciones de un valor mayor en el futuro embolsándose la diferencia) de GameStop, una tienda minorista de videojuegos en decadencia.

Gill no estaba solo. Desde Discord, un conjunto de salas de chat convertidas en un parqué virtual, y desde Wallstreetbets, un subforo de Reddit con millones de miembros que invierten de media solo unos pocos de miles de dólares en bolsa, la mayoría a través de la aplicación sin comisiones Robinhood, se sumaron a una batalla épica.

Al grito de «aguanten» y «hasta la Luna», millones de pequeños inversores elevaron el precio de las acciones de GameStop, que hace menos de un año estaba a cuatro dólares, a más de 400. Los cines AMC, Nokia y los auriculares Koss, fueron otros de sus objetivos que provocaron una sangría en los grandes fondos de inversión.

Para reducir las pérdidas, estos grandes operadores de Wall Street se vieron obligados a cubrir posiciones en corto con la compra de acciones en masa, algo que desencadena un aumento aún mayor del precio, lo que se conoce como short squeeze, un fenómeno por el que grandes fondos de inversión podrían haber perdido 20.000 millones de dólares y que en el caso de Melvin Capital obligó a una inyección de 3.000 millones de emergencia.

«Muchos ven esto como una señal de que el implacable mercado alcista finalmente terminará entre sangre y lágrimas», indicó en un comentario Yves Bonzon, jefe de inversiones del banco suizo Julius Baer. Así, por primera vez en la Historia, los pequeños inversores, obligados a bailar al ritmo de los grandes de Wall Street durante décadas, tomaron el control, provocando varios short squeeze simultáneos y el mayor aumento de la volatilidad en dos años y un volumen de transacciones al nivel de los días de la crisis de 2008.

El fenómeno de GameStop lleva gestándose durante años y ya se puso a prueba con la impresionante subida de Tesla contra los análisis de muchas luminarias de Wall Street, al tiempo que ha sido animado por personalidades como Elon Musk, fundador de Tesla.

Detrás de esta democratización bursátil está la aplicación Robinhood, que permite desde el móvil invertir con facilidad y sin comisiones y utilizar recursos como el apalancamiento o la compra de opciones e, incluso, optar a técnicas tan complejas como las Iron Condor, una combinación de diferentes opciones. Una app que ha permitido a millennials y generación Z a aficionarse a la bolsa.

También en España

La ola de inversores minoristas organizados desde Reddit también ha llamado la atención a inversores particulares de España, lo que se ha visto reflejado en un mayor ritmo de nuevos usuarios a las plataformas de intermediación, un incremento en el volumen de operaciones y la escalada de dichas acciones al top 5 de negociación en la semana, que antes lideraban las grandes tecnológicas. Asimismo, han surgido grupos en diferentes plataformas como Telegram, con el fin de «replicar el efec