Kurz recibe el encargo de formar Gobierno en Austria

EFE
-

El conservador señala que el desafío más importante al que se enfrenta es el conseguir un Ejecutivo estable y preparado que lidie con la amenaza de una recesión económica, la inmigración y el cambio climático

Kurz recibe el encargo de formar Gobierno en Austria - Foto: LEONHARD FOEGER

El líder del Partido Popular austríaco (ÖVP), Sebastian Kurz, anunció hoy que iniciará contactos con todos los partidos para intentar formar una coalición de Gobierno que tenga la desaceleración económica, la inmigración y el cambio climático como prioridades.
El presidente del país, Alexander van der Bellen, encargó hoy oficialmente a Kurz la tarea de formar un Ejecutivo, como ganador de las elecciones anticipadas del pasado 29 de septiembre.
El político conservador dijo que los contactos oficiales con todas las fuerzas parlamentarias (socialdemócratas, ultranacionalistas, ecologistas y liberales) pueden prolongarse "semanas o meses".
"El gran objetivo de estas conversaciones es formar un Gobierno con capacidad de actuar y estable, que tenga la fuerza de estar preparado para los desafíos que se avecinan", resumió Kurz.
Añadió que el más importante será lidiar con la amenaza de una recesión económica, y se refirió a las tensiones comerciales con Estados Unidos, la incertidumbre del Brexit y los malos indicadores económicos de Alemania, el mayor socio de Austria.
Su segunda prioridad es mantener la política de rebajas fiscales que lanzó los dos últimos años como canciller federal de un Gobierno de coalición entre su ÖVP y el ultranacionalista FPÖ, y que se rompió el pasado mayo por un escándalo de corrupción en este partido.
Otro de los objetivos es la lucha contra la inmigración ilegal, justo el tema que dominó la agenda política de la coalición entre conservadores y ultras. Además, el líder conservador añadió a sus prioridades la lucha contra el cambio climático.
Kurz ganó las elecciones con el 37,5 por ciento de los votos, seis puntos y nueve diputados más que en las elecciones de 2017, aunque sus 71 escaños están lejos de los 92 que garantizan la mayoría absoluta en el Parlamento.
El político conservador tiene ahora tres opciones, repetir el polémico pacto con los ultras, girar radicalmente hacia Los Verdes o recurrir a la desgastada gran coalición con la socialdemocracia, la fórmula con menos probabilidades, según los analistas.