La Audiencia avala la devolución del dinero a dos accionistas de banca

-
El abogado Segundo Dehesa, en su despacho albacetense. - Foto: S.D.

Segundo Dehesa, del despacho que ya ganó las demandas en primera instancia, aseguró que estos dos recursos rechazados indican «el camino» que seguirán los casos pendientes

Bankia hizo una provisión de más de 300 millones de euros en sus cuentas de 2014 para pagar las demandas judiciales de accionistas que quieran recuperar su dinero, y de ese fondo tendrá que salir el efectivo para dos demandantes de la provincia que han recibido el respaldo de la Audiencia para declarar nulos los contratos de compra de acciones, atendiendo que esta entidad no dio información correcta ni veraz sobre su situación financiera cuando salió a Bolsa, en el mes de julio de 2011.
Segundo Dehesa, abogado experto en derecho financiero y bancario, es quien desde su despacho albacetense ganó estas demandas ya en Primera Instancia, y ahora recibe el espaldarazo de la Audiencia Provincial. De hecho, estas son las primeras sentencias que se pronuncian sobre recursos de Bankia a demandas de accionistas, y han sido las dos contrarias a los argumentos de la entidad. «En las dos sentencias se desestima el recurso de Bankia y se hace la condena expresa en costas. Son las primeras sentencias que salen en Albacete y en la región. Digamos que Albacete está marcando un poco el camino», comentó el abogado, que añadía que tienen una docena de demandas ganadas en Primera Instancia a expensas de que la entidad las recurra o la Audiencia se pronuncie. Segundo Dehesa señaló que, además, su despacho sigue tramitando nuevas demandas: «Tenemos varios cientos ahora, desde los 1.000 euros a los 250.000. La gente se ha convencido ya de que no hay otra vía para recuperar el dinero». Dehesa subrayaba que Bankia pretendía suspender todas estas reclamaciones hasta que en la Audiencia Nacional se cierre el proceso penal, «pero la Audiencia Provincial dice claramente que la vía civil no tiene nada que ver».

plazo en marcha. El abogado comentó que otros despachos están diciendo a los clientes que si compraron las acciones en julio de 2011 tienen hasta julio de este año para pedir la nulidad del contrato, pero no es del todo cierto, indicó: «La nulidad de un contrato se puede formular por cuatro años, es verdad, pero el Código Civil es muy rico en recursos». Según este experto, los afectados podrían reclamar por todas las acciones de Bankia que se compraron antes del 25 de mayo de 2012, cuando se conoció el estado real de las cuentas y el supuesto beneficio de 309 millones de euros se convirtió en pérdidas de casi 3.000 millones de euros. Ese mismo día Bankia pidió la inyección de 19.000 millones.
La Audiencia lo dice claro en el rechazo a los recursos de Bankia. En uno de los casos, la entidad debe devolver 6.000 euros más intereses al demandante. El fallo dice que la información que dio Bankia en los folletos que invitaban a comprar acciones «distó mucho de ser adecuada, correcta y veraz».  La imagen de solvencia, añade el fallo, «no se correspondía con la realidad financiera y contable», y por tanto es lícito anular el contrato, ya que el comprador no tenía información veraz para saber lo que compraba.
El segundo fallo de la Audiencia repite los argumentos contra los postulados de Bankia, y en este caso avala que el demandante reciba 23.100 euros más 5.100 en intereses por las acciones que compró a la entidad en el verano de 2011. En los fundamentos, dice la Audiencia que Bankia informó al inversor en ese momento de una situación «claramente solvente», y eso hizo que muchas personas compraran acciones. Dice la Audiencia que «la realidad, sin embargo, era bien distinta, como poco después tuvimos ocasión de conocer todos los españoles». El tribunal le responde a Bankia, citando una sentencia similar de la Audiencia de Valencia, que el contenido de la información ofrecida a los accionistas debió haber sido «veraz, objetivo y fidedigno» respecto a sus beneficios y pérdidas, pero lo informado «no fue real».