La biomasa en CLM ahorra la contaminación de 240.352 coches

luis j. gómez / toledo
-

Castilla-La Mancha ya cuenta con 23.982 calderas y estufas, muchas más de las que hay en Madrid o Comunidad Valenciana. Permiten ahorrar 360.528 toneladas de CO2 al año

La biomasa en CLM ahorra la contaminación de 240.352 coches - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

 
La biomasa está que arde en Castilla-La Mancha. Ya sea de pellets, astillas o huesos de aceituna, la región es la cuarta de España que tiene más calderas y estufas de biomasa, más incluso que otras comunidades mucho más pobladas como la de Madrid o Comunidad Valenciana. Y si se compara el número de equipos de biomasa que hay por habitantes, la región es la tercera, solo por detrás de Castilla y León y del dato conjunto de las ciudades autónomas Ceuta y Melilla.
El Informe anual del Observatorio de la Biomasa de Avebiom (la  Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa) desvela que en Castilla-La Mancha hay ya 23.982 equipos. El dato es de 2018 y supone un incremento del 21,8% en comparación con el de 2017, pues solo en un año se instalaron 4.300 más. Por encima de Castilla-La Mancha solo están Andalucía, que se aproxima a las 80.000, Castilla y León, con 44.755 y Cataluña, con 27.588. 
En Castilla-La Mancha hay de medida 26 equipos de biomasa por municipios y tocarían a uno por cada 84 habitantes. Solo en Castilla y León (53) y Ceuta y Melilla (72), la proporción es mejor. A nivel nacional está en 156.
Pero lo que importa con estas calderas y estufas, que no solo están en hogares, sino también en ambulatorios, colegios, edificios administrativos o piscinas, es que permiten ahorrar mucha contaminación. Con los datos de 2018 se puede decir que contribuyeron a reducir las emisiones de CO2 en 360.528 toneladas. Supone alrededor de un 2% de las emisiones de CO2 de la región del año anterior.
¿A cuánto equivalen esas 360.528 toneladas de CO2? Pues es la contaminación equivalente de 135,9 millones de litros de gasóleo, es decir de alrededor de 240.352 coches. Supone un 15,9% de todo el parque de vehículos que hay en Castilla-La Mancha. A nivel nacional la biomasa permite reducir las emisiones de CO2 en más de cuatro millones de toneladas, lo que equivale a la contaminación de 2,7 millones de vehículos.
Además la biomasa tiene también su peso en la economía y en el mercado de trabajo. Este sector movilizó 71 millones de euros en la región el pasado año (870 en el conjunto del país). La fabricación y comercialización de los nuevos equipos, así como  el mantenimiento y la venta de los combustibles mantiene 794 trabajos en Castilla-La Mancha y casi 10.000 en toda España. Generan una energía equivalente a 116.616 toneladas de petróleo.