«Pediría a todos los españoles que vayan a votar»

L.G.E.
-

Rosa María Mateo recibe el Premio Abogados de Atocha y desvela que cuando le dieron a leer el manifiesto pactado contra el 23-F, ella se puso a corregirlo porque estaba mal redactado

«Pediría a todos los españoles que vayan a votar» - Foto: David Pérez

Después de resoplar, reconoció que «cada vez es más difícil esto». Lo hizo al dirigirse al público Alejandro Ruiz Huertas, el único superviviente que queda de la matanza de los Abogados de Atocha, en la que cinco personas fueron asesinadas y cuatro quedaron gravemente heridas. «Enero siempre ha sido un mes trágico triste», reconoció en alusión a la fecha del atentado, el 24 de enero. Pero este mes de febrero de 2019 también ha sido triste, pues ayer mismo murió otro abogado laboralista del despacho de Españoleto, Juan Cristóbal González, al que Ruiz Huertas quiso recordar.
El galardón de Abogados de Atocha, que entrega CCOO en Castilla-La Mancha, se lo llevó este año Rosa María Mateo, conocida por presentar los informativos, Informe Semanal y que en la actualidad presidenta de RTVE. Precisamente Ruiz Huertas recordó que ella leyó el manifiesto consensuado por todas las formaciones políticas después del golpe de Estado del 23-F.  «Termina con ¡viva la democracia! ¡Y viva la libertad, que es lo mismo que decir viva la Constitución! Lo firmo y lo bendigo», apuntó.
Al recoger el premio, Rosa María Mateo, le devolvió la referencia a Ruiz Huertas, empezando su intervención hablándole a él. «Alejandro, cuando entraron a mataros, lo que querían era matar la libertad» aseguró, «en este país, no sé por qué, siempre quieren matar la libertad». Cree que el premio realmente no va para ella, sino para todos los periodistas de la Transición «que lucharon por la palabra», y también para los estudiantes, para los políticos, para todas las personas que querían que «este fuera un país normal».
Por eso, la premiada lanzó un mensaje a los españoles de 2019. «Pediría a todos los españoles que vayan a votar, que no se queden en casa, que la obligación de todos es votar», clamó a la vez que los aplausos de los asistentes la interrumpían. «Que no tengamos pereza, que no encontremos excusas, se necesitan todos nuestros votos, cuantos más votos mejor», insistió.
Aprovechó para contar que ella aprendió a leer con el diario ‘Informaciones’ porque le preguntaba a su padre qué hacía. Desveló que leyendo ‘La cabaña del tío Tom’ decidió que no sería jamás racista. Su llegada a TVE fue casi por casualidad, porque su madre «había oído en la tele» que había unas oposiciones.
Dedicó parte de su intervención a contar cómo vivió el intento de golpe de Estado del 23-F. Ella estaba viendo las imágenes de la sesión en por un circuito directo cuando llegó el momento de los tiros. Esa noche se quedó en la sede de la televisión. «Cuando estás en la información no tienes miedo», confesó.
Cuando ella fue elegida para leer el manifiesto de la protesta, pensó que habría muchas personas más idóneas para hacerlo que ella, pero aceptó porque su nombre había sido consensuado por los partidos. «Me dieron un papel y me puse a corregir aquello porque me parecía que estaba mal redactado», comentó. Pero paró cuando le avisaron de que no lo podía hacer porque se había pactado entre los políticos cada palabra y no se podía mover ni una coma. «Es la única vez que he conseguido a leer sin tachadura», admitió.
Mateo recibió el premio Abogados en el Teatro de Rojas de Toledo. Durante su discurso había comentado que nada más entrar a la Facultad de Derecho ella preguntó por el grupo de teatro, quizá el que era su primer sueño. Así que al final de su intervención no se reprimió a salir a recibir los aplausos como las grandes damas de la escena.