La Roda se llena de alegría y colorido

NURIA ALFARO
-
Miembro Bodas de Plata 2013, en su homenaje a la vespa.

Más de 1.000 rodenses repartidos en catorce comparsas participaron en el desfile inaugural del carnaval

Gasa, plumas, purpurina, coloridas pelucas, y un sin fin de elementos carnavaleros se unieron ayer en las calles de La Roda para dar la bienvenida a Don Carnal. En estos Carnavales 2019 se estima que más de mil personas han participado en este desfile inaugural distribuidas en trece comparsas.

Pasadas las cinco y media de la tarde aba comienzo al desfile. El mismo se abrió con mucho ritmo gracias a la magnífica puesta en escena de los miembros de la Asociación Amigos del Carnaval quienes trajeron hasta La Roda la aclamada película El gran showman con un colorido y elegante vestuario que representaba los grandes espectáculos artísticos. Abriendo el turno de las comparsas que participan en el concurso, el grupo de Bodas de Plata 2013 quiso rendir un homenaje a una motocicleta emblemática como la vespa. Los miembros de la Escuela Infantil Soletes se convirtieron en pavos reales destacando por su vistoso, colorido y detallista atuendo así como por una carroza en la que se presentaba al animal con majestuosidad. La comparsa de Bodas de Plata de 2015 puso sobriedad a este desfile trasladando a los rodenses a uno de los antiguos del mundo como es el carnaval veneciano.

La comparsa Fantasía de Carnaval mezcló el colorido carnavalero con el cuero y los metales para convertirse en unos peculiares moteros, contando incluso dentro del desfile con un grupo de auténticos amantes de las dos ruedas. Cientos de niños de la Escuela Infantil Peques bailaron por las calles de la localidad convertidos en arlequines. Por su parte, la comparsa Vamos a lo que vamos se trasladó hasta la capital de España recreando alguno de los elementos cotidianos que se pueden dar allí como manifestaciones, vendedores ambulantes o incluso contaron con la presencia de alguna conocida presentadora de televisión. El humor de la comparsa El tío de la Gota presentó a los rodenses un peculiar desguace.

Los más pequeños de la Escuela Infantil Silvia Martínez Santiago representaron una gran pescadería en la que no faltaron singulares peces, moluscos y una gran cantidad de pescadores. La comparsa Sin tiempo, por su parte, quiso recrear diferentes formatos sonoros. Los de Puerta de la Villa trajeron de vuelta a La Roda el movimiento hippie aportando un gran colorido al desfile rodense.

La comparsa los Andorretas optaron por recrear de una manera particular el refranero español poniéndole el toque de humor a los dichos más populares y contando con una detallista carroza. Por su parte, la comparsa Los Trapisondas quiso celebrar su treinta aniversario dentro del carnaval rodense con una colorida fantasía tropical. Finalmente el desfile lo cerró el colectivo de bodas de plata 2018.