La rendición de cuentas no mejora

A.G
-

El Informe de Fiscalización del Tribunal de Cuentas señala que 27 consistorios no enviaron en plazo su cuenta general de 2017, con lo que el grado de cumplimiento se mantiene en el 69%

Imagen de archivo de la fachada delTribunal de Cuentas, órgano fiscalizador de las entidades locales. - Foto: TCU

El grado de cumplimiento de la rendición de cuentas parece haberse estabilizado en los ayuntamientos albacetenses, después de observarse durante años una tendencia a relajarse que les llevó a alejarse una mejorada media nacional.
Así se desprende del reciente Informe de Fiscalización del Sector Público Local en el ejercicio 2017,  elaborado por el Tribunal de Cuentas y publicado recientemente. Según esos datos, fueron 27 los consistorios albacetenses que no habían remitido su cuenta general de ese año a 31 de diciembre de 2018.   Curiosamente se trata de la misma cifra que en el informe de 2016, año en el que se empeoraron las cifras de ejercicios anteriores, en los que los municipios incumplidores habían llegado a situarse por debajo de la veintena.
En concreto, los ayuntamientos de los que no constaba la información a final de 2018 eran los de Alatoz, Almansa, Alpera, Barrax, Chinchilla de Montearagón, Corral Rubio,El Bonillo, Férez, Fuensanta, Higueruela, La Gineta, Masegoso, Minaya, Molinicos, Munera, Nerpio, Peñas de San Pedro, Peñascosa, Riópar, Robledo, Tobarra, Vianos, Villa de Ves, Villalgordo del Júcar, Villarrobledo y Villavaliente. 
De acuerdo al organismo fiscalizador, varios de ellos sí remitieron la documentación ya entrado 2019, es decir fuera de plazo y sin cumplir con la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que establece que la cuenta general, aprobada por el Pleno municipal, ha de remitirse antes del 15 de octubre del año siguiente. 
Contar con esa información es un factor básico para que el Tribunal pueda realizar su función, tal y como recuerda un año más el informe. Se trata, según explica, de en «conjunto de documentos y estados » que informa sobre la situación del patrimonio de la entidad (sus bienes y derechos, financiación y préstamos y deudas al final del año), los gastos, ingresos, beneficios y pérdidas y el grado de ejecución del Presupuesto. 
En cuanto a la comparación con otros territorios, cabe resaltar que el grado de cumplimiento se mantiene en el 69% en la provincia de Albacete, por encima de la media de los ayuntamientos castellano-manchegos, que es del 62%. Precisamente el de la comunidad autónoma es uno de los datos más bajos del informe, empeorado sólo por el de Andalucía (42%). Mientras, la media nacional para consistorios es de un 78% de cumplimiento, que baja al 75% al incluir a otras entidades locales.

(Más información en edición impresa)