Los sindicatos piden menos interinidad tras OPE de EEMM

J.A.J
-

Junto con especialidades generales de ESO y Bachillerato, reclama que se convoquen nuevas plazas para FP y escuelas de artes, al haber materias sin convocatoria desde hace años .

Alumnos en una clase de Secundaria de un instituto público de la capital regional. - Foto: ï»David Pérez

Los sindicatos de la enseñanza llaman a seguir reduciendo la interinidad entre los docentes de la Educación Pública con la próxima Oferta Pública de Empleo (OPE) para enseñanzas medias (EEMM). Esta OPE, previsiblemente, se efectuará el año que viene, siguiendo la mecánica pactada entre las comunidades autónomas con una lengua oficial que establece que en años alternos se harán convocatorias de plazas para enseñanzas medias y para educación infantil y primaria, cuya última OPE se celebró este año.
Los sindicatos esperan ser convocados entre octubre y noviembre para perfilar las condiciones de esta OPE, con el fin de que pueda acometerse este proceso selectivo a partir de enero. La secretaria regional de Educación de CCOO, Mercedes Gómez, señala que la Administración regional es la primera interesada en agilizar el proceso de la OPE, ya que entre otras cosas debe coordinarse con las demás autonomías a fin de que se convoquen exámenes en los mismos días y así evitar el ‘turismo opositor’ que se daba en el pasado. «Yo creo que para noviembre estamos negociando unas cifras por las correspondientes especialidades, porque en enero suelen sacar la convocatoria.  Los opositores tienen que saber qué número de plazas hay y en qué comunidad van a querer concursar. Y eso tienen que saberlo pronto», explica.
A partir de ahí, el número de plazas deberá ser abundante, según las centrales de la enseñanza, para reducir la interinidad. El secretario regional de Educación de CSIF, José Antonio Ranz, se atreve a dar una cifra mínima, unos 1.200, al sumar al millar que por lo menos debe sumar una convocatoria de este tipo las 116 plazas que quedaron sin adjudicar en la convocatoria de 2018. «Estas peticiones irían en relación con las necesidades que suscribimos en el ámbito nacional. Habría que sumar al menos a 1.050 plazas las 116 desiertas de la pasada OPE de enseñanzas medias, pues ahí no iríamos a hablar de las 1.200 plazas», detalla.
Por su parte, el presidente regional de ANPE, Ramón Izquierdo, comenta que en la última semana de este mes de septiembre ya deberían adjudicarse los últimos puestos a interinos para arrancar la campaña en las distintas enseñanzas medias. Por ello, confía en que a partir de ahí puedan elaborar una previsión de OPE teniendo en cuenta las necesidades de personal en las distintas especialidades. «Ahí tendremos información, y podremos hacer una petición concreta a la Consejería», comenta.

 

Se buscan matemáticos y expertos para la FP.

Ranz señala que buena parte de las futuras plazas estarán formadas por las denominadas como especialidades comunes para ESO y Bachillerato, tales como Lengua Castellana, Idioma Inglés, Física y Química o Matemáticas. Se da la circunstancia de que las OPE están teniendo especiales dificultades para captar a graduados de especialidades científicas, sobre todo Matemáticas, para la docencia. El motivo es que estos licenciados están sumamente demandados, con ofertas bien remuneradas, por empresas privadas nacionales y extranjeras, por su polivalencia en campos como las nuevas tecnologías. «Es cierto que matemáticas no es una carrera que estudie alguien que quiere ser profesor. Yhoy por hoy, las condiciones laborales de un profesor de matemáticas no son equiparables con las que puedes obtener en el sector privado con esa misma  titulación», razona Ranz.
Otro aspecto a tener en cuenta es la búsqueda de expertos para la docencia en especialidades de la Formación Profesional (FP) y otras enseñanzas no universitarias como conservatorios de música o escuelas de arte y diseño. El cada vez mayor abanico de ciclos de la FP obliga a contar con profesores muy especializados para asignaturas en ciclos sometidos a una continua renovación de sus contenidos para adaptarse a las necesidades cambiantes del tejido productivo. La solución que por ahora ha dado la Consejería de Educación es la de usar interinos para cubrir estas plazas. Un apaño al que llama a poner fin Manuel Amigo, responsable regional de enseñanza de UGT. «Hablamos de especialidades olvidadas, que hace años que no entran en una OPE, y ya habría que afianzar sus plazas y que las personas que están ahí puedan asentarse», comenta.
Desde CCOO se recuerda que ya no está siendo un problema sólo la interinidad en sí, sino  la distribución de interinos en jornadas parciales, lo que está provocando una confusión sobre las plazas realmente necesarias en enseñanzas medias. Esta confusión se traslada a las propias bolsas de trabajo, la principal herramienta usada para obtener aspirantes a las interinidades. «Desde que estamos en crisis, en enseñanzas medias se intentan reducir las interinidades a un ocho por ciento de la plantilla docente. Pero sólo se está haciendo este esfuerzo con los puestos de jornada completa. El año pasado, ya avisamos a la Administración que los interinos con jornada parcial ya eran un 40 por ciento del total y que no los estaba teniendo en cuenta. Y esas plazas a media jornada no las mete la Administración en los cálculos para sacarlas a concurso», describe Mercedes Gómez.


La consejera contacta con los sindicatos.

Por su parte, la consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, ha iniciado ya contactos con los sindicatos de la enseñanza para poner en común las prioridades de su departamento. Así, el pasado miércoles se reunía con representantes de los dos sindicatos sectoriales, ANPE y STE. Estos contactos llegan tras las críticas sindicales por las incidencias registradas en el inicio del curso escolar. Una tensión que busca apaciguar la consejera con gestos de dialogo como estos.