scorecardresearch

La Tauromaquia no estuvo en Fitur

Redacción
-

La plataforma destaca que "no puede ser un olvido"

Plaza de toros de Albacete. - Foto: Arturo Pérez.

La Plataforma También Somos Cultura, a través de un comunicado, protesta por el "olvido" de la Tauromaquia en el vídeo promocional de la ciudad de Albacete en Fitur.

Indican en ese comunicado que: "A También Somos Cultura, la plataforma ciudadana surgida y consolidada entre los aficionados y profesionales de todos los ámbitos relacionados con la fiesta brava, le parece radicalmente imposible realizar un vídeo promocional de la ciudad de Albacete sin hacer ni la menor referencia a las palabras toro y torero y todas sus derivaciones. Imposible que sea por olvido. Por lo tanto, ha sido deliberado que el vídeo presentado por el Ayuntamiento de Albacete con motivo de la Feria Internacional del Turismo, Fitur, oculte la vivísima realidad de la tauromaquia. En una promoción que incluye, con todo el sentido, el Parque, los chiringuitos (alguno con referencia bien visible, rayana en la publicidad subliminal), la arquitectura, el Teatro Circo, la Catedral, la gastronomía, la cuchillería, los bailes regionales y la Feria, que no haya hueco para la plaza de toros de Albacete, primera obra del arquitecto que trufó Albacete de otros monumentos, cuando en 1917 la ciudad decidió construir una plaza de toros en la que cupiera la mitad de la población no admite un pase. Y resulta más llamativo que sea un vídeo presentado por el Ayuntamiento, cuyos dirigentes dicen apoyar una fiesta declarada oficialmente con todo tipo de connotaciones culturales, en normas nacionales, autonómicas, provinciales y locales. No hay memoria de un alcalde que no haya presumido de la Feria de Albacete y de su mayor razón de ser desde hace décadas, la fiesta brava; que no haya asistido a la corrida de Asprona, durante decenios banderín de enganche para la promoción de la ciudad; que no haya entregado flores a las hermanas de la Institución Sagrado Corazón, en pleno ruedo; que no haya presidido la celebración del pregón taurino; que no haya cantado las bondades de los carteles de Feria. Y no puede ser de otra forma, puesto que el Ayuntamiento es propietario de la mayor plaza de toros de todo lo que rodea en cientos de kilómetros a la ciudad; tiene dedicada una avenida a Los Toreros; cuida de varios monumento dedicados a brillantes matadores de toros; adorna las galerías de la plaza con cerámicas en la que se recogen sucintas biografías de los que llegaron al doctorado; participa del consorcio que mantiene una Escuela Taurina, de la que se presume en toda España; anuncia la creación de un Museo Taurino; y tantas iniciativas relacionadas.

Además, Albacete tiene la mitad de la población y es la capital de la provincia en la que pastan una decena de ganaderías bravas, en la que se celebran todo tipo de festejos populares en torno al toro; es una de las provincias más taurinas de una comunidad autónoma que es la primera en número de festejos taurinos, lo que se exhibe con orgullo por los gobernantes de todos los ámbitos. En un audiovisual destinado a promover el turismo de Albacete no se puede ocultar el mayor atractivo que encuentran en otras provincias para venir a esta, sea a los encierros de la Sierra o la Feria Taurina. El año 2021, sin Feria, pero con toros, se ha comprobado una vez más. El Ayuntamiento en sí (al margen de gustos personales de cada uno de los concejales) tenía la obligación, ya que no la devoción, de promover una faceta que concentra en un recinto limitado más de cien mil personas a lo largo de un año, pagando y no poco por ello. Generando vida y negocio en la ciudad, con empleo garantizado para muchos albaceteños. ¿Por qué se ha querido ocultar? El alcalde y los responsables de las áreas de Cultura, Turismo, Promoción y Feria deben dar explicaciones de esa decisión. Asumir los pitos de una parte de la ciudad, de la provincia, como las palmas de los que se las quieran dedicar. A pocos no se les ha ido un toro al corral. Pero no reconocer que una mala tarde la tiene cualquiera es el primer paso para cortarse la coleta".