La región recicla más de la mitad de los aparatos eléctricos

-

El reciclaje de este tipo de productos llega a las 13.500 toneladas al año en Castilla-La Mancha. Los aparatos de pequeñas dimensiones, los que menos se recuperan

La región recicla más de la mitad de los aparatos eléctricos


Castilla-La Mancha recicla ya más de la mitad de los aparatos eléctricos y electrónicos que consume. Así lo avanza el director general de la Fundación Ecolec, Luis Moreno, en el marco del IIICongreso Nacional de Gestión de Residuos de Aparatos Electrónicos y Eléctricos, que se celebra en Toledo capital.  Un porcentaje que el consejero de Desarrollo Sostenible de la Junta, José Luis Escudero, traduce a cifras absolutas: las 13.500 toneladas recicladas en 2018. Una cantidad en la media nacional, insiste.
Un dato más que positivo, según apunta Moreno, más aún si se tiene en cuenta que hace apenas 15 años  no se «contabilizaba nada». Para el también presidente de la entidad organizadora de este congreso, el objetivo pasa ahora por cumplir con la norma europea en cuanto a reciclaje en los próximos años.
Y pone como ejemplo el caso del cobre. Según explica, el 70 % de los cables de cobre que se hacen en Europa es con material reciclado, de forma que se evita la extracción de materiales de la naturaleza y se protege el medio ambiente.
 Con todo, principal reto estaría en intensificar el reciclaje de los dispositivos más pequeños, como los teléfonos móviles, que suelen quedarse «en un cajón», frente a la mayor concienciación existente a la hora de reciclar aparatos de mayor tamaño, como lavadoras y frigoríficos.
El objetivo de este congreso es poner al sector al día sobre las principales novedades, incluyendo aquí desde  a los fabricantes de aparatos y los establecimientos comerciales, a las administraciones públicas, los gestores de residuos y las plantas de tratamiento.
Entre otros asuntos, en este congreso los diferentes agentes implicados intercambiarán experiencias y  se pondrán al día de la legislación, haciendo especial hincapié en analizar las nuevas técnicas de reciclaje para desarrollar los productos más ecológicos y fáciles de reciclar.