Sánchez anuncia ayudas para parados de más de 52 años

M. Lillo
-

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar en la reunión de este viernes un decreto de ley para que los parados de larga duración puedan a comenzar a cobrar el subsidio de desempleo a partir de los 52 años.

Sánchez anuncia ayudas para parados de más de 52 años - Foto: Pablo Lorente

El presidente del Gobierno y secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy en Ciudad Real que el Consejo de Ministros de mañana aprobará un decreto ley que incluye dos medidas. La primera, la recuperación del subsidio por desempleo para mayores de 52 años y la segunda, elevar la prestación por hijo a cargo para luchar contra la pobreza infantil en el país. El líder socialista ha asistido esta tarde a un acto público que se ha celebrado en un conservatorio Marcos Redondo de Ciudad Real que se ha quedado pequeño para acoger al público asistente y que ha obligado a alrededor de un millar de personas a quedarse fuera para seguir el acto en unas pantallas gigantes instaladas. Sánchez ha estado acompañado por el presidente regional y líder del PSOE castellano-manchego, Emiliano García Page, por el presidente provincial de partido y de la Diputación, José Manuel Caballero, y por la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora.
Sánchez, muy aplaudido y vitoreado al grito de ‘presidente, presidente’, ha comenzado su intervención asegurando que el próximo 31 de julio vendrá Ciudad Real a la Pandorga y que lo hará como presidente del Gobierno, con Page como presidente de la región, Caballero de la Diputación y Zamora como alcaldesa.
En clave política, subrayó la importancia de las elecciones generales del próximo 28 de abril y afirmó que el debate se simplifica entre quienes son excluyentes y solo quieren una España para unos pocos y quienes, como ellos, quieren una España inclusiva y con medidas sociales. «En esta ocasión, tenemos que movilizarnos todos los que queremos una España serena, cabal, moderada, sensata y que el único proyecto que garantiza la sensatez y el equilibrio que se necesita ahora mismo en nuestro país es el PSOE, que confíen nosotros».
Así, ha defendido la herramienta de los decretos ley, que seguirá utilizando hasta el último momento, con esos llamados «viernes sociales», mientras que criticó a las formaciones de derechas y el «cordón sanitario» que le quiere imponer el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien le acusó de sólo querer la democracia para «quienes piensan como él». También criticó la llamada «lista negra» que quiere realizar Vox en Andalucía de quienes trabajan contra la violencia de género y que el líder del PP, Pablo Casado, quiera subir las pensiones a costa de «negar el derecho al aborto». «Para subir las pensiones no hace falta recortar los derechos a nadie y menos de las mujeres», por lo que insistió que ofrecen una visión «excluyente» frente a la inclusión que ofrece el PSOE. «O progresamos todos o no progresa nadie».
Asimismo, ha indicado que esos partidos andan «enfadados» no por cómo gobierna el PSOE, sino «porque gobernamos» y denunció que mientras que critican la aprobación de decretos-ley, ellos han motivado que haya 50 iniciativas «parlamentarias prolongadas hasta incluso en 60 ocasiones para evitar debates que sabían que iban a perder».  En su discurso, el líder socialista ha tenido muchas alusiones a la igualdad y al feminismo. «Queremos una España feminista», aseguró tras exponer las posiciones de PP y Cs en esta materia. Así, indicó que mientras que el PP «es coherente» al haber anunciado que no va a asistir a la manifestación del 8-M, porque «nunca ha creído en la igualdad», Cs «no es coherente» e indicó que asistirá mientras que vota en contra de ampliar el permiso de paternidad. Por eso se refirió al «armario» que debe tener para cambiar su ‘chaqueta’.
Pedro Sánchez también ha indicado que una de las cosas que más le ha dolido ha sido no poder derogar la reforma laboral, por lo que pidió una mayoría «rotunda para cambiar las relaciones laborales del país». Además, aseguró que lo primero que hará cuando sea de nuevo presidente será «aprobar unos presupuestos sociales después de siete años de injusticia social».