La FAVA reclama presupuestos participativos vinculantes

M.D.M.
-

La federación vecinal aprobó el documento que presentarán a los partidos políticos que concurran a la cita del 26-M

La FAVA reclama presupuestos participativos vinculantes - Foto: Rubén Serrallé

La Federación de Asociaciones de Vecino de Albacete (FAVA) aprobó este sábado su documento marco con las propuestas que entienden que hay que poner en marcha para mejorar la ciudad y que ahora presentarán a cada uno de los partidos políticos que concurran a la cita con las urnas del 26 de mayo.
El presidente de la FAVA, José Reina, explicó a este diario que se plantean propuestas por cada barrio, repartidas en capítulos como movilidad o sostenibilidad, además de una extensa parte de este documento con peticiones generales que se tramitan a través de la FAVA como federación propiamente dicha. Y, como novedad, en esta ocasión, han incluido peticiones de alumnos de varios institutos de la capital que participaron en el programa Parlamento Joven de la FAVA. Todo ello ha cobrado forma en un extenso documento, de unas 50 páginas, que explica y justifica qué proyectos quieren los vecinos para la ciudad.
Una de sus demandas tiene que ver con que haya presupuestos participativos y que los mismos sean vinculantes. Al mismo tiempo, piden un Plan de Barrios para agilizar las obras de menor calado que tengan que llevarse a cabo en cada barrio, con el fin de no demorar los tiempos.
Como novedad, entre las peticiones también se encuentra la de que se abra una Oficina de Reclamaciones Vecinales, de la FAVA, que sugieren que esté en su misma sede, en el centro cultural de Carretas, en colaboración con el servicio de Medio Ambiente, para dar respuesta a los escritos y demandas ciudadanas.
En este mismo sentido, también piden a la administración «mayor y mejor» comunicación con los vecinos, a través de la sede electrónica, algo que entienden que ahora, «muchas veces» no se produce.
En materia de Medio Ambiente, entre otras propuestas, piden mejorar el carril bici, mejorar la recogida de los residuos de los contenedores de reciclaje o adoptar medidas para suprimir la excesiva presencia de palomas en la ciudad.
 

(Más información en la edición impresa).