La región trabaja en la prevención de la obesidad infantil

REDACCIÓN
-

La directora general de Atención Primaria del Sescam, Natalia Valles, inauguró en Albacete el XVIII Congreso de la Sociedad Castellano-Manchega de Endocrinología, Diabetes y Nutrición que reúne a más de 60 profesionales

Albacete acoge el XVIII Congreso de la Sociedad Castellano-Manchega de Endocrinología, Diabetes y Nutrición. - Foto: JCCM

El Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando en el desarrollo de la Estrategia de prevención de la obesidad infantil como un punto de apoyo fundamental para el desarrollo de las políticas y acciones durante toda la legislatura, con la puesta en marcha de diferentes actuaciones desde el ámbito sanitario, educativo, comunitario e industrial y empresarial con objeto de prevenir los problemas de nutrición infantil.

Así lo ha puesto de manifiesto hoy la directora general de Atención Primaria, Natalia Valles, durante la inauguración del XVIII Congreso de la Sociedad Castellano-Manchega de Endocrinología, Diabetes y Nutrición (SCAMEND) que reúne a más de 60 profesionales de distintos lugares de Castilla-La Mancha y cuenta con ponentes de distintos centros de todo el país.

La directora general ha explicado que la Estrategia de prevención de la obesidad infantil tendrá un papel destacado en 2020, dentro del nuevo Plan de Salud 2019-2025 en el que se está trabajando en Castilla-La Mancha. “Nos enfrentamos a una realidad, con unos datos alarmantes en obesidad infantil, que debemos hacer frente con estrategias comunes desde múltiples ámbitos puesto que todos sabemos lo que implica esa obesidad, factor de riesgo de muchas enfermedades como la diabetes,”, ha comentado.

En este sentido ha recordado que Castilla-La Mancha se alineó en 2005 en la Estrategia NAOS para una política global de promoción de la alimentación saludable, a través de la actividad física y la prevención de la obesidad, desde todos los ámbitos.

“Desde el ámbito escolar trabajamos en la calidad nutricional de los menús que se ofrecen en los comedores escolares, incentivando la ingesta de frutas en los recreos y trabajando en proyectos de educación para la salud. Desde el ámbito sanitario, en la prescripción de ejercicio físico y participando en proyectos escolares y actividades comunitarias, con la participación de nutricionistas. En el ámbito comunitario, en la formación de profesionales sanitarios e implementando mesas de coordinación y, desde el ámbito industrial y empresarial,  trabajamos  en la normativa sobre etiquetado nutricional, regulando la publicidad y con menús saludables en restaurantes”, ha puntualizado Valles.

Sobre distintas iniciativas, Valles ha puesto en valor proyectos que se llevan a cabo como la Semana Saludable de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete que este año formó a más de 11.000 escolares en hábitos saludables, entre ellos la alimentación y el ejercicio; e iniciativas como la del CEIP Ana Soto de la ciudad que lleva un proyecto para ir al cole en bici, andando o en patín.

La directora general ha agradecido a los profesionales su implicación con reuniones como ésta en la que se abordan temas centrales, relacionados con las condiciones de vida, con los hábitos saludables frente al sedentarismo. “En esta tarea, ustedes no pueden estar solos; todos tenemos que implicarnos porque es una cuestión de Salud Pública”, ha apostillado Valles.