Page, segundo presidente más transparente según un estudio

J.A.J
-

Según una clasificación elaborada por la plataforma colaborativa Dyntra, al presidente de Castilla-La Mancha sólo le supera el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

Page, segundo presidente más transparente según un estudio

Un estudio califica al presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, como el segundo jefe de Ejecutivo más transparente de los 20 que hay en España. En esta clasificación en la que está incluido el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, a García-Page sólo le supera el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.
El ránking en cuestión está elaborado por una plataforma colaborativa de carácter privado denominada Dyntra. Está tiene como objetivo, según se recoge en su web, «medir la información pública de Gobiernos, Administraciones públicas, partidos políticos, cargos electos y los diferentes actores sociales de una manera dinámica, eficiente, transparente y abierta». Para ello, Dyntra elabora unos índices «a medida de las necesidades de cada nivel de gobierno o colectivo a evaluar».
38 criterios y posibilidad de mejorar nota. En el caso concreto del índice de transparencia de presidentes, Dyntra lo fundamenta en si el presidente en cuestión cumple o no un total de 38 criterios que ha establecido y dividido en cinco grupos: transparecia sobre el cargo, personal de confianza, capacidad de comunicación pública, facilidades que ofrece a la participación y colaboración ciudadana, y transparencia económico-financiera.
De este modo, García-Page cumple con un 86,84 por ciento, con 33 de los 38 criterios posibles. Mientras, Revilla alcanza un 92,11 por ciento, con 35 criterios alcanzados. Siguiendo con las comparaciones, Pedro Sánchez se queda en el noveno puesto, con un 39,47 por ciento, con 15 indicadores alcanzados. Esta clasificación la cierran los presidentes de Ceuta y Melilla, cada uno de ellos con cuatro indicadores cumplidos que equivalen a un  10,53 por ciento.
Yendo a los criterios que le quedan por cumplir, a García-Page le  faltan dos criterios de los 21 de transparencia en el cargo, pero estos son llamativos: la publicación de los títulos que aparecen en su currículum y el importe de sus gastos y dietas. En cuanto a su capacidad de comunicación pública, sólo le falta un indicador de seis, consistente en tener un blog de presidente. Y en transparencia financiera, el cumplimiento de Page cae al 50 por ciento al faltarle dos indicadores de cuatro. Estos dos son las publicaciones de un informe sobre el destino de las cuantías para contratación de personal de confianza y otro informe sobre las cuantias mensuales en concepto de gastos de oficina, teléfono u otros equipos.
Una característica del índice de Dyntra sobre la transparencia de los presidentes de Gobierno españoles es su carácter «dinámico». El  promotor de esta clasificación, el experto en comunicación pública Juan Manuel Roa, explica en su blog que este índice, como los demás de la plataforma, es «actualizable en tiempo real» y «gestionable directamente por la propia administración». O sea, el examinado, una vez fijados los criterios de puntuación, puede ir mejorando su nota cumpliéndolos progresivamente.
Esto puede verse en este índice, ya que la ficha de cada presidente examinado incluye una evolución cronológica de su transparencia. En el caso de García-Page, esta evolución indica que el pasado 21 de  febrero sólo cumplía el 58,33 por ciento de los criterios de evaluación. Pero a partir de ahí, este examinado se esforzó para lograr una mejor nota. El 27 de febrero alcanzaba el 63,16 por ciento, porcentaje que subía al 68,42 por ciento al día siguiente. Ya el siete de marzo se colocaba con su calificación definitiva, el 86,84 por ciento de criterios cumplidos.