La Biblioteca Pública muestra fotos originales de Capa

V.M.
-
Una de las fotografías que integran la exposición. - Foto: Rubén Serrallé

Las instantáneas, la mayoría tomadas durante la Segunda Guerra Mundial, fueron cedidas por el coleccionista de Caudete Florencio López y proceden de archivos de diarios norteamericanos

La Biblioteca Pública del Estado expondrá durante todo este mes una muestra titulada Los conflictos bélicos a través de los ojos de Robert Capa, una muestra que reúne 22 fotografías originales que forman parte de la colección privada del caudetano Florencio López García. «Las instantáneas fueron publicadas a mediados del pasado siglo en periódicos norteamericanos y los ejemplares que aquí se exhiben corresponden a los originales utilizados en su momento», explicó el director de la Biblioteca, Juan Manuel de la Cruz.
Es una oportunidad de contemplar con detalle el trabajo del que está considerado como el mejor fotoperiodista de la historia a través de estas instantáneas publicadas durante las décadas de los años 40 y 50 y son los positivos de las mismas, «algo que le da especial valor a esta exposición, de hecho todas tienen por detrás el sello de Robert Capa y en varias la fecha de impresión en el periódico».
«Todas las obras expuestas, la mayoría de la Segunda Guerra Mundial, tienen el sello evidente de Capa -añade Juan Manuel de la Cruz-, desde la tomada en el frente francés durante el avance de las tropas norteamericanas a las del conflicto árabe-isralí, incluso hay varias que no son bélicas; además de su gran calidad fotográfica, siempre fue un fotógrafo interesado en contar la historia, hasta el punto que prefería una mala foto reflejó de una realidad, que una técnicamente perfecta que no transmitiera nada». 
Desde la década de los años 30, con la aparición de pequeñas cámaras, se dio la oportunidad al fotógrafo periodístico de ponerse en primera línea y ser testigo directo de lo que estaba sucedido y poder reflejarlo en impactantes imágenes. Son muchos los ejemplos de fotografías que han influido decisivamente en la opinión pública, en el caso de Capa es mítica, por ejemplo, la instantánea que capta la muerte un miliciano en Córdoba.
Por su parte, el coleccionista caudetano, un obrero industrial apasionado de la historia, que cursa en la actualidad estos estudios por la UNED,  desveló a La Tribuna de Albacete que las fotografías, procedentes de Cuba, las compró a un marchante alemán. Florencio López revela que en los últimos 10 años se ha hecho con una importante colección de fotografías, alrededor de 3.000,  y otros objetos de interés histórico.

(Más información en la edición impresa).