Ya deben diluir con agua y vinagre los orines de los perros

N.G.
-

Aquellos que incumplan la normativa municipal se enfrentarán a multas de entre 121 y 1.500 euros

Un ciudadano limpia el orín de su perro en uno de los alcorques de la ciudad. - Foto: Rueda Villaverde

La normativa reguladora de los espacios públicos de Albacete para fomentar y garantizar la convivencia ciudadana y civismo, conocida como Ordenanza Cívica, ya incluye la obligatoriedad de los dueños de perros de limpiar los orines de sus mascotas en la vía pública. El Grupo Municipal del PP lo solicitó con una moción y, la misma semana en la que se aprobó esta propuesta en Pleno, la Comisión Informativa de Sostenibilidad y Cambio Climático trató el tema. Ahora, después de que se haya informado públicamente sin que se hayan presentado alegaciones al respecto, ha entrado en vigor.
Evitar la suciedad, la degradación del mobiliario urbano y los malos olores en las calles de la ciudad es el objetivo de este nuevo aspecto incluido en la Ordenanza Cívica. La norma ya establecía la prohibición de que los propietarios de perros permitieran a sus mascotas orinar en edificios o en mobiliario urbano, pero ahora además estarán obligados a diluir los orines con agua y vinagre.
Desde que se conoció la intención del Ayuntamiento de establecer esta obligatoriedad es habitual ver a propietarios de perros por las calles de la ciudad «botella en mano» para eliminar los orines de los animales. Y es que en la ciudad de Albacete existen, nada más y nada menos, que 30.779 perros censados con microchip, según los datos registrados por el Sistema de Identificación  Individual de Animales de Castilla-La Mancha (Siacam), gestionado por el Consejo de Colegios Veterinarios de la región.
Todo aquel que haga caso omiso a esta obligación podrá ser multado. El artículo 14 de la Ordenanza Cívica indica que las infracciones por incumplir este precepto se establecen entre 121 y 1.500 euros.

 

(Más información en edición impresa)