Pionera en el lejano Oriente

J.L. Royo
-
Mila Martínez, durante un entrenamiento en Japón. - Foto: Suzuka Unlimited

La exentrenadora del Fundación Albacete, Mila Martínez es la primera mujer que entrena a un equipo masculino en Japón y está al frente del Suzuka Unlimted, de la JFL, cuarta categoría del fútbol nipón

Acababa de arrancar el año 2019 y sonaba el teléfono de Milagros Martínez (Fuentelespino de Haro -Cuenca-) y la llamada llegaba desde Japón. Una llamada que le ha cambiado la vida a una entrenadora que logró su mayor éxito con el ascenso del Fundación Albacete a Primera Nacional Femenina y que, de buenas  primeras, daba el salto al fútbol japonés masculino.
Suzuka, ciudad eminentemente ligada al motor, ha sido el destino de Mila, que recibió una oferta tentadora «imposible de rechazar», no por el tema económico, sino por la experiencia que podía vivir. Un equipo de la JFL, la cuarta división del fútbol japonés, equiparable a la Tercera División española, llamaba a su puerta gracias a una de sus mejores amigas en el mundo del fútbol, la japonesa  Yuriko Saeki, coordinadora de los equipos femeninos de Villarreal, que la recomendó a Suzuka Unlimited, un equipo que buscaba una mujer para su banquillo.
«La experiencia está siendo muy buena, desde que llegué me han tratado muy bien en el club, los aficionados, en general todo el mundo en Suzuka se está portando genial conmigo. Cuando sales fuera siempre tienes ese miedo a no saber si lo que vas a encontrar será como esperas», explica Mila a La Tribuna desde el país del Sol Naciente.
Y eso que España y Japón, además de estar alejados geográficamente, también lo están culturalmente. Sobre su  adaptación a su nuevo destino, la entrenadora conquense señala que «no me está costando, creo que ya estoy adaptada, la verdad es que pensaba que me iba a costar bastante más, sobre todo por lo diferente de la cultura, la gastronomía, pero me he adaptado muy rápido y no he tenido ningún problema. Creo que me he adaptado tanto que trabajo casi las mismas horas que ellos -ríe-».
El club.

El Suzuka Unlimited es un club pequeño, con una historia corta, pero que está creciendo rápidamente, tanto que sus pretensiones son llegar al fútbol profesional en los próximos años y por ello ha querido contar con una entrenadora con experiencia como es Mila.
«El equipo milita en la JFL, la cuarta categoría del fútbol japonés», explica su mediática entrenadora, que añade que «es una categoría semiprofesional, por debajo de las J1, J2 Y J3, que son las profesionales aquí. El club tiene solo 10 años, y desde que cambió de dueño, hace cuatro, ha ascendido dos veces y el objetivo a corto y medio plazo es subir a liga profesional».
Donde parece que tiene que mejorar es en el tema de instalaciones, algo que fue una sorpresa para Mila, que esperaba algo mejor. «Me sorprendió de Japón, antes de llegar creía que serían muy modernas, actuales, pero en ese tema España está más avanzada. Creo que con los próximos Juegos Olímpicos mejorarán bastante».
Se trata de su primera experiencia como entrenadora de un equipo masculino, aunque no ve diferencias con respecto a llevar un vestuario femenino. «Los entrenamientos son exactamente iguales. Lo que sí cambia es la plantilla porque aquí tengo 29 jugadores, demasiados para mi gusto en una liga de 30 jornadas, pero es habitual aquí que las plantillas sean largas, hay equipos que cuentan con 40 jugadores en nuestra categoría», destaca.

 

(Más información en la edición impresa)