Velocidad de crucero en la empresa española

SPC
-
Velocidad de crucero en la empresa española

Siete de cada 10 industriales esperan aumentar su facturación a lo largo de este año, pese a que un 48% de los directivos considera que la situación económica del país empeorará

Los empresarios y directivos españoles son realistas y cautos sobre la evolución de la economía en 2019. Han asumido en sus cuadros de mando la desaceleración que vive el sistema mundial y europeo. El 48% de los empresarios, muy superior al 11% de la edición anterior, cree que la industria irá a peor en los próximos 12 meses; un 45% espera que se mantenga igual y solo un 7% (frente al 35% de la anterior edición) confía que mejore. Aunque el 57% de los patrones consultados calificaron la situación actual de positiva, los directivos son muy conscientes de que hay múltiples riesgos abiertos (Brexit, tensiones comerciales, desaceleración en China, ralentización en Europa, recesión en Italia…) de cuya resolución dependerá la evolución de la marcha internacional, europea y también española. 
El informe Perspectivas España 2019, elaborado por KPMG con la colaboración de la CEOE, a partir de una encuesta en la que han participado más de 1.000 directivos y empresarios españoles, revela los aspectos claves de este año en curso. 

Proyecciones de negocio. Pese a ser conscientes del complicado entorno económico y político actual, los empresarios y directivos son optimistas sobre la evolución de sus magnitudes de negocio que, no obstante, son ligeramente más bajas que en la anterior edición. Si el año pasado, el 77% de los ejecutivos consultados proyectaba un aumento de las ventas en 12 meses, en esta edición el porcentaje es el 69%. Respecto a la plantilla, un 39% confía en incrementar las contrataciones (45% el año pasado); otra cifra similar (40%) considera que se mantendrá sin cambios y un 21% proyecta llevar a cabo ajustes (17% en la edición anterior).
En cuanto a la inversión, uno de cada dos prevé aumentarla (49%, cercano al 57% de la anterior edición) y un 37% señala que se mantendrá sin cambios. El destino prioritario de las inversiones son las herramientas tecnológicas -así lo apuntan el 66% de los directivos- y, entre estas, destacan por encima de las demás los sistemas de analítica avanzada de datos (Data Analytics) y los servicios en la nube. El 73% de los industriales y ejecutivos consultados declara que invertirá en analítica avanzada de datos y un 43% apunta las tecnologías cloud. A más distancia se sitúan otras tecnologías disruptivas como Robotic Process Automation (RPA) y la inteligencia artificial.
Los sectores que afrontan con más optimismo el ejercicio 2019 son los ligados a la tecnología, epicentro de la conectividad y la transformación digital, frente los de automoción y los procíclicos que se ven más afectados por la desaceleración económica y el impacto de la tecnología pueden generar especiales desafíos.