scorecardresearch

«Herzog es un espejo donde intento mirarme»

V.M.
-

«En mi próxima película, 'La desconocida', rodaré bastante en Albacete»

El cineasta madrileño Pablo Maqueda. - Foto: P.M.P.

El cineasta Pablo Maqueda (Madrid, 1985) asistirá hoy jueves a la proyección de su película Dear Werner en los jardines del Chalet Fontecha (22 horas), dentro del ciclo de cine de verano que programa la Diputación con la colaboración de Abycine. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Complutense, Maqueda dirige este proyecto,  personal -escribió también el guión-, donde rinde tributo a uno de sus realizadores de referencia.

¿Cómo surgió la idea de este documental?

Es una cinta que nace de las ganas de poder hacer cine con muy poco, vamos con lo puesto, lo que conecta con ese espíritu muy de Herzog, es decir llegar a los confines más  difíciles para intentar rodar un plano sin las parafernalias y presupuestos del cine convencional. En definitiva, es una película que nace del deseo de hacer cine contra viento y marea, como cuando el propio director alemán salió en aquel invierno de 1974 a caminar 700 kilómetros por amor a otra persona, una forma de peregrinar como acto de fe hacia la crítica Lotte Eisner, a la que quería salvar después de haber enfermado gravemente. En ese sentido mi peregrinaje aquí es hacia el propio cine, siguiendo las huellas del propio director para aprender por el camino.

¿Intentó seguir el mismo periplo que Herzog emprendió de Munich a París?

Eso es, aunque fue bastante complicado conseguirlo, porque la Alemania y la Francia de 1974 son muy distintas a las de 2021: él iba caminando en línea recta, sin GPS, con una bolsa de lona y una mochila con lo imprescindible. Mi intención era ir descifrando el libro y los pueblos de los que habla, ir con mi cámara intentando registrar lo máximo posible y rindiendo de paso un homenaje a su cine.

¿Una cinta alejada de objetivos puramente comerciales?

Claro, he querido hacer una película que habla también del fracaso del cineasta, no tanto del éxito y las alfombras rojas, sino del camino para intentar sacar adelante una obra, el de la creación.

¿Intercala imágenes de su propia cinematografía?

Hablé con él y se sintió agradecido, la idea era que apareciese en la película, pero la pandemia lo complicó todo, aunque hizo que tuviéramos una relación estrecha durante el confinamiento, de hecho cuando la estaba montando la vio varias veces y se ofreció a locutar varios pasajes. Es una experiencia que nunca podré olvidar, además es emocionante poderle rendir un homenaje en este momento dulce de su carrera, habiéndose convertido por derecho propio en icono de la historia del cine.

(Más información en la edición impresa y en la app de La Tribuna de Albacete).