Límite de 10 minutos para hacer el triaje en las urgencias

J.A.J
-
Límite de 10 minutos para hacer el triaje en las urgencias - Foto: Alvaro Ruiz

Un nuevo decreto del Gobierno regional también obligará a que el ingreso en planta tras la entrada en urgencias de un hospital se haga en un máximo de 12 horas. El consejero de Sanidad comparó este plazo con las 72 horas de la pasada legislatura

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, fue el encargado este martes de despedir desde el actual Ejecutivo a los medios de comunicación en la última rueda de prensa del Consejo de Gobierno antes las elecciones autonómicas del próximo domingo.  En este comparecencia, Sanz explicó cinco acuerdos del Consejo, todos ellos  relacionados con su departamento, de los cuales uno hacía referencia a un asunto de interés para los ciudadanos. Se trata del funcionamiento de las urgencias hospitalarias. Un nuevo decreto del Ejecutivo regional obligará a que el triaje (el primer reconocimiento al paciente de urgencias, que determina su tratamiento posterior con la rapidez precisa para su dolencia) en estas urgencias se haga en un tiempo máximo de 10 minutos.
Cuando se supere ese tiempo máximo, los servicios de urgencias deberán habilitar más personal de triaje para garantizar este derecho.
El decreto también regula que el ingreso en la planta hospitalaria correspondiente tras entrar en urgencias se haga en un plazo máximo de 12 horas. Si a alguien le puede parecer mucho, el consejero señalaba que este periodo es muy inferior al que podía registrarse durante el anterior Gobierno regional del Partido Popular, cuando para esto aseguró que llegaba a tardarse 72 horas.
En el caso de que el centro hospitalario no dispusiera de las camas suficientes para atender los ingresos procedentes del servicio de urgencias, informará a los pacientes y les ofertará la posibilidad de ser ingresados en alguno de los centros hospitalarios públicos de la región en función al proceso clínico del paciente, la disponibilidad de camas y la proximidad. No obstante, y siempre que su estado de salud lo permita, el paciente podrá optar por permanecer a la espera de que se habiliten los recursos necesarios para su ingreso.
El consejero también detalló que el nuevo decreto fijará el procedimiento para que las patologías graves sean tratadas «sin demora» en urgencias, como los infartos o los traumatismos graves. Para el resto se fijarán «tiempos europeos» de asistencia.
El decreto facilitara que el paciente esté en las salas de exploración de urgencias con acompañamiento de un familiar «siempre que el proceso lo permita», detalló el consejero. Este acompañamiento se garantizará especialmente para discapacitados y mujeres que se encuentren en el segundo o tercer trimestre de un embarazo.
Además, el decreto fija la obligación de que la familia del paciente sea informada de su estado por el personal médico de urgencias, por lo menos, cada 12 horas, si es que no hay una novedad en su evolución que obligue a facilitar esta información de inmediato.
El Sescam publicará cada seis meses en su portal de transparencia la demora media en la recepción, acogida y clasificación de todas las personas atendidas en los servicios de urgencias, la demora media en los ingresos hospitalarios procedentes de urgencias y los tiempos que han transcurrido desde el triaje hasta la atención en cada uno de los niveles de prioridad.
Finalmente, y con el fin de preservar la seguridad de las personas, especialmente de los residentes en las zonas rurales, el decreto establece que no se podrán suprimir los Puntos de Atención Continuada ya existentes en atención exclusivamente a argumentos basados en criterios de carácter económico.
Este nuevo decreto sobre la atención en las urgencias hospitalarias entrará en vigor a los veinte días de que se publique en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha. La publicación está prevista que se efectúe este miércoles día 22.
aumento de la capacidad de trabajo en urgencias. Al informar de este decreto, Sanz remarcó el aumento progresivo de la capacidad de trabajo de las urgencias hospitalarias en los últimos  años. Así, subrayó que estos servicios habían registrado un millón de atenciones individuales en 2018, unos 100.000 más que en 2014. Esto supone que, durante el año pasado, unas 2.600 personas fueron atendidas diariamente en las urgencias, 267 más que en una jornada de hace cuatro años. El consejero detalló que la demora media en Urgencias ya se ha reducido un 66 por ciento en la legislatura que ahora termina.

 

Un nuevo decreto aumentará los centros de formación de personal sanitario.

El Consejo de Gobierno también ha aprobado otro decreto que regulará la formación en profesiones sanitarias, tanto en el caso de los médicos internos residentes (MIR) como en otras ocupaciones que tienen una especialización obligatoria similar. El nuevo decreto reconoce el aumento de unidades docentes en los centros sanitarios y recoge como se forman sus tutores y demás docentes. También establece que estos sistemas de formación sanitaria estén controlados en la región por un Comité Asesor formado por expertos en estas cuestiones. El consejero de Sanidad destacó la necesidad de facilitar esta formación de especialistas para contar con profesionales sanitarios suficientes, tras los recortes en este aspecto en la pasada legislatura.

 

Convenio entre las fundaciones del Hospital Nacional de Parapléjicos y Nipace.

El Consejo de Gobierno también ha dado el visto bueno a  un convenio específico entre la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos para la Investigación y la integración y la Fundación de Ayuda a Niños con Parálisis Cerebral (Nipace) de Guadalajara, para un proyecto internacional de tratamiento con niños con parálisis cerebral por un importe de 237.990 euros. Este proyecto tiene como objetivo la investigación para mejorar la calidad de vida de las personas con parálisis cerebral, en concreto con la población infantil, dada la eficacia del entrenamiento mediante un tapiz rodante, con soporte parcial del peso corporal, en pacientes con las citadas lesiones. Estos mecanismos pueden facilitar la movilidad de estos discapacitados.