Impulso a la Semana Santa

A.D.
-

El presidente de la Venerable, Antigua y Penitencial Cofradía del Cristo de la Sangre, José Andrés Pérez, confirmó que la refundación es de 2013, aunque existía una cofradía con ese nombre desde el siglo XVI

José Andrés Pérez posa con el Cristo de las Misericordias, en la Capilla del Cementerio. - Foto: José Miguel Esparcia

La Venerable, Antigua y Penitencial Cofradía del Cristo de la Sangre, Cristo de la Misericordia como popularmente se conoce, es una de las más nuevas de la Semana Santa de Albacete, que hoy precisamente abre las celebraciones con la procesión que parte a las 18,30 horas de la Capilla del Cementerio a la parroquia del Buen Pastor.
Preside la Cofradía del Cristo de las Misericordias José Andrés Pérez, que comentó a La Tribuna de Albacete que «nos constituimos como cofradía en mayo de 2013, bien  es cierto que históricamente existía desde el siglo XVI una cofradía del Cristo de la Sangre, pero se refundó en 2013, prácticamente somos nuevos». 
La idea que manejó este grupo de fieles para la fundación, decía José Andrés, «la verdad es que fue un cúmulo de circunstancias, porque vimos que la Semana Santa de Albacete necesitaba un nuevo impulso, queríamos cambiar un poco lo que conocíamos de las procesiones y la verdad es que nos inspiramos en otro tipo de desfiles procesionales, como el Silencio, que es de las procesiones más importantes de nuestra ciudad. Nos liamos la manta a la cabeza, como se suele decir, y aquí estamos».
También esta cofradía tiene otra especial característica, procesiona el Viernes de Dolores y «tenemos el honor -decía el presidente- de ser la cofradía que comenzamos con la Semana Santa todos los años, el Viernes de Dolores, y otra de nuestras singularidades es que no salimos por el centro de la ciudad, partimos desde la Capilla del Cementerio, con una imagen que todo el mundo conoce y cruzamos las pasarelas de la autovía y Renfe, hasta la parroquia del Buen Pastor, donde estamos toda la Semana Santa, con actividades, triduo, Lunes, Martes y Miércoles Santo, luego participamos en los oficios. Como te decía la actividad es muy intensa, hasta el Sábado de Gloria, que regresamos a la Capilla del Cristo, en el Cementerio, aunque antes paramos en el Centro Infanta Leonor, donde hacemos una visita, antes de retomar nuestro camino».
Reconocía que, siguiendo el espíritu de la cofradía, sus actividades y actos son penitenciales, «hermanados completamente con la comunidad parroquial de El Buen Pastor y la verdad es que la agenda está completa, te diría que es un no parar y aunque procesionamos dos días, la verdad es que nuestra actividad es muy intensa dentro de la parroquia».
Indumentaria «tradicional» no tiene la Cofradía del Cristo de las Misericordias, pero sí que visten traje oscuros, camisa blanca y corbata negra y «lo que sí es cierto -decía José Andrés- es que no desfilamos al estilo tradicional por las calles de Albacete».
(Más información en la edición impresa)