Arte contra la guerra

A.D.
-
El público acudió al comienzo de la exposición en el Museo Municipal. - Foto: José Miguel Esparcia

El Museo Municipal acogió la presentación de la muestra 'Naturalezas muertas', en la queparticipan 22 artistas, y que incluye un gran mural que se subastará a favor de Cruz Roja

El arte se pronuncia contra las guerras a través de la exposición Naturalezas muertas, que se inauguró en el Museo Municipal y en la que participan 22 artistas que, además, a través del mural que da título, colaboran con Cruz Roja Española. 
El comisario de la muestra, que se podrá visitar hasta el día 30, Ramón Torres, confirmó a La Tribuna de Albacete que «más que una exposición colectiva, éste es un proyecto colectivo que tiene como objetivo hacer una crítica, como creo que tiene que hacer el arte, de lo que está ocurriendo en el mundo, con las guerras que devastan zonas casi en todos los continentes y creo que es nuestra responsabilidad hacer una crítica a modo de pellizco en las conciencias».
Se han unido 22 artistas, decía el comisario, «con el objetivo de llamar la atención, por eso tenemos aquí 22 obras, todas de un metro por un metro, en la que de una manera libre, sin condiciones, cada uno expresa lo que para él es la guerra, los conflictos, la paz, con técnicas muy distintas, óleo, acrílico, collage, fotomontaje, es muy rica en cuanto técnicas y estilos».
Además, todos colaboran en una obra colectiva y solidaria, un mural, Naturalezas muertas, compuesto por tres paneles y 24 fragmentos, de 60 por 60 centímetros,  que preside la exposición. Individualmente, cada artista elaboró en su estudio esta obra y luego, decía el comisario, «hemos unido, trabajando el mismo día, en el mismo instante, interviniendo. Es un gran acrílico sobre tablero, con algún detalle de collage y se trata de una imagen de Alepo, símbolo de las más recientes guerras».
Es la aportación solidaria de los 22 artistas a este proyecto, con una finalidad; los asistentes a la exposición pueden participar en una subasta, con sobre cerrado, pujando por cada uno de los tableros, con un precio de salida de 50 euros, así como del mural completo, de 4,60, por 2,40 metros, por 1.200 euros. La recaudación total se donará, para fines humanitarios, a Cruz Roja.
Además los pintores, a través de fotografías que se pueden ver en la exposición, muestran cómo se realizó ese mural, con la intervención final para ensamblarlo. Decía Ramón Torres que «había compañeros que pensaban que esto sería imposible pero, al final, con la ilusión y pasión de todos, aquí está».
(Más información en la edición impresa)