Page apela «serenidad» ante la sentencia del 'procés'

benjamín lópez / madrid
-

El presidente castellano-manchego acudió en Madrid al desfile del 12 de octubre para celebrar «sin aspavientos» la Fiesta Nacional. Clama por la unidad de los constitucionalistas

Page apela «serenidad» ante la sentencia del ‘procés’ - Foto: JUAN LAZARO

El presidente Emiliano García-Page pidió ayer «serenidad y tranquilidad» para celebrar la Fiesta Nacional y para afrontar esta próxima semana las previsibles consecuencias que pueda tener la sentencia del ‘procés’ «cuando haya gente que intente exacerbar los ánimos». A su juicio es necesaria la unidad de los constitucionalistas  en ese momento por lo que espera que los principales partidos sepan dejar a un lado los intereses electorales en el momento en el que el Tribunal Supremo emita el fallo del juicio a los políticos separatistas presos.
García-Page hizo estas declaraciones a su llegada a Madrid para asistir al desfile militar del 12 de octubre que presidieron los Reyes, acompañados por sus hijas, la Infanta Leonor y la Princesa Sofía, y en el que también estuvo el Gobierno al completo y las principales autoridades civiles y militares del Estado. El presidente de Castilla-La Mancha felicitó «a todos los los españoles y españolas» por «estos 40 años de democracia» en los que, dijo, «este país ha avanzado y progresado como nunca en su historia». A su juicio, estas cuatro décadas de constitucionalismo «han sido probablemente los más significativos e importantes en derechos sociales, en libertades, en modernidad para todos».
En este sentido recordó que España es «una de las naciones más antiguas del mundo» y que hoy día «celebrar la Hispanidad es celebrar algo más que un país». Y es que, explicó, la Hispanidad es «lo que hoy viven y sienten más de 500 millones de personas en el mundo». Eso implica, añadió, «reconocernos lo que somos en la historia, pero sin aspavientos, sin necesidad de estar recreándonos».
Page apela «serenidad» ante la sentencia del ‘procés’Page apela «serenidad» ante la sentencia del ‘procés’ - Foto: @ CASA REALPor eso pidió «tranquilidad y serenidad» a la hora de celebrar el 12 de octubre y también «esta próxima semana cuando haya gente que intenté exacerbar los ánimos», dijo en relación a la esperada sentencia del Tribunal Supremo del juicio a los líderes separatistas catalanes. A su juicio, «lo que hicieron los independentistas hace unos años tiene que tener consecuencias» porque, explicó, «quebrantar la legalidad constitucional que nos ampara todos» es «grave». Por eso pidió tener «serenidad» frente a ese «intento descabellado que no va a ningún sitio» de «reventar» y «saltarse la Constitución usando la propia Constitución».
Por eso, argumentó, «lo verdaderamente importante» será que una vez que «hablen los jueces» haya un «propósito de no volver a utilizar el mismo camino» ya que en España «se garantiza poder defender cualquier idea, incluso la más salvaje, pero tiene que hacerse de acuerdo a las reglas que marca la Constitución. Esa es la condición para poder hablar de todo».
En todo caso dejó claro que si se producen incidentes o reacciones no deseadas, un Estado de Derecho «serio y moderno» como España tiene los «mecanismos» necesarios para responder cuando «alguien quiere saltarse la ley y alterar el orden». Así mostró su completa confianza en «los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, las instituciones del Estado y en el sistema judicial».

unidad de los constitucionalistas. Además pidió la unidad de las fuerzas constitucionalistas a la hora de encarar la previsible respuesta a la reacción de los independentistas contra la sentencia. «Me gustaría que el hecho de que haya cercanas unas elecciones», dijo, «no signifique un uso electoral ni en un sentido ni en otro». A su juicio, es esencial para afrontar el desafío de los separatistas «la unidad de fondo que de verdad ha tenido el PSOE y el Partido Popular a lo largo de la democracia». Esa unión, argumentó el presidente, ha sido una constante, con altibajos pero constante, a lo largo de la democracia, que nos ha llevado, por ejemplo,  a combatir la violencia de ETA». Eso, añadió, «se tiene que mantener» más allá de que estemos en precampaña porque «la Constitución realmente está por encima de la batalla electoral».




Las más vistas