Trabajan en recuperar todas las líneas «en dos meses»

A.G
-

El delegado provincial de Fomento, Julen Sánchez, cifró en más de 700.000 euros la inversión de los 'rescates' de rutas de autobús ya formalizados

Imagen de archivo de usuarios de uno de los autobuses que conecta Albacete con municipios del sur de la provincia. - Foto: José Miguel Esparcia

Ayer entraron en funcionamiento los servicios de autobús de la segunda fase del rescate planteado por la Consejería de Fomento para las líneas que dejaron de prestar las concesiones estatales. Tras un primer paso, que fue la recuperación del transporte en pedanías de la capital provincial, ahora se amplían las opciones para 23 municipios, seis de ellos albacetenses (La Gineta y Urbanización Los Olivos, Villalgordo del Júcar, Tarazona de la Mancha, Navas de Jorquera, Motilleja y Madrigueras).
El delegado provincial de Fomento, Julen Sánchez, explicaba ayer a La Tribuna que son empresas que ya trabajaban en la zona las que van a prestar esos servicios, recuperados en «comunicación constante con ayuntamientos, colectivos del transporte y las propias empresas». Según detalló, «han costado a la Junta más de 700.000 euros y se recuperan, por ejemplo,  la ruta en sábados para La Gineta, Tarazona de la Mancha o Villalgordo del Júcar o se adelanta la salida de la que va de Casasimarro a Albacete para que los estudiantes puedan llegar a tiempo al instituto».
Concluida esa actuación, la prioridad de Fomento en la provincia es ahora mejorar rutas que daban transporte a varios municipios de La Manchuela y el sur de la provincia. «En la próxima fase se va a trabajar con municipios más pequeños y algunos más alejados de las rutas actuales. Es complicado generar nuevas rutas, por lo que se está trabajando de manera intensa en contratar nuevos servicios que no menoscaben el presupuesto disponible, como la opción de taxis interurbanos a demanda para poder realizar la conexión de Villa de Ves a Albacete, a través de Casas de Ves, o la pedanía de Los Anguijes», señalaba el delegado, añadiendo que «estamos en una fase de negociación para dejar el asunto encarrilado y prestar el servicio en la mejor de las condiciones en un plazo de menos de dos meses».
Recordaba también Sánchez que, en las últimas semanas, se reunió con representantes municipales de Albores y Villa de Ves y otros colectivos de La Manchuela, «que nos trasladaron sus necesidades, a las que intentamos dar solución, y también nos comentaron dificultades en la ruta de conexión con Valencia, pero en ese caso la Junta tiene las competencias que tiene y de momento sólo podemos incidir en líneas que tienen inicio y final en Castilla-La Mancha». «Intentaremos llegar a acuerdos cuando haya una estabilidad en el Gobierno nacional», apuntaba sobre esas rutas entre comunidades.

(Más información en edición impresa)