Fallecen dos vecinos de Caudete por las inundaciones

A.G.
-

La tromba de agua sorprendió a dos hermanos, un hombre de 61 años y una mujer de 51, que circulaban por un camino hacia Fuente la Higuera en una mañana en que hubo que rescatar a otras nueve personas

Los Bomberos sacan el cuerpo de una de las víctimas del vehículo en el que viajaban los fallecidos. - Foto: Luis Bonete

La depresión aislada en niveles altos (DANA) o gota fría dejó ayer la peor de las consecuencias en la provincia de Albacete. Dos personas perdieron la vida en Caudete, a causa de la avenida de una rambla en un camino rural que comunica ese municipio con la localidad valenciana de Fuente la Higuera.
Según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha, los fallecidos eran dos hermanos, un varón de 61 años de edad y una mujer de 51, que probablemente se vieron sorprendidos por la crecida del agua cuando circulaban en un turismo por un paraje cercano a la estación de La Encina. El hallazgo del vehículo volcado tuvo lugar sobre las 10 horas y los efectivos de Seguridad tuvieron muchas dificultades para llegar hasta él, debido a la fuerza del agua arrastrada por esa zona, procedente de la misma rambla que obligó a cortar infraestructuras como la autovía A-31 o líneas ferroviarias.
Bomberos del parque de Almansa, ayudados por otros servicios, utilizaron cables para intentar asegurarse hasta alcanzar el coche, que había quedado volcado a escasos metros de la calzada. Se movilizaron también numerosos efectivos sanitarios, pero nada se pudo hacer por salvar la vida de los ocupantes.
Los fallecidos eran vecinos de Caudete, según confirmaron a La Tribuna fuentes del municipio, que detallaron que la consternación era el sentimiento predominante en la localidad, donde el Ayuntamiento decretó dos días de luto por el suceso. Por otra parte, las incidencias fueron numerosas, de acuerdo a la información facilitada por el Servicio de Emergencias 112 de Castilla-La Mancha, que concretó que, hasta las 14 horas, bomberos y cuerpos de Seguridad habían tenido que rescatar a nueve vecinos que habían quedado atrapadas en vehículos o viviendas inundadas.
Especialmente dramático resultó el rescate de dos personas de avanzada edad que habían quedado aisladas en una casa de las afueras, concretamente en el conocido como Camino de la Cantera. La crecida inundó la planta baja y fue necesaria la intervención de un helicóptero del Consorcio Provincial de Alicante, con colaboración de efectivos del Sepei, para recogerlas en el tejado y poder trasladarlas a un lugar seguro.

(Más información en la edición impresa)