El ITAP aspira a cinco nuevos proyectos de investigación

I.M.
-
El ITAP en sus laboratorios estudia el tipo de suelo, el fertilizante o el agua, entre otros. - Foto: Rubén Serrallé

Investigar, transferir conocimientos y asesorar a los agricultores y ganaderos centran el trabajo de este instituto

A finales del pasado mes de marzo, el Consejo de Administración del Instituto Técnico Agronómico Provincial aprobaba por unanimidad las cuentas anuales correspondientes al 2018, un ejercicio en el que, comenta, el director de este Instituto dependiente de la Diputación, Fernando de la Cruz, el ITAP ha seguido creciendo en sus tres principales ramas, por expresarlo de alguna forma: investigación, asesoramiento y transferencia de conocimientos.
Sólo en lo que son proyectos de investigación en el 2018 se siguió avanzando en investigar, por un lado, la gestión del agua y de los nutrientes, en reducir el impacto ambiental de la agricultura de regadío y en el estudio del sistema de producción de cormos certificados de azafrán a nivel industrial, y por otro en el manejo sostenible de la fertilización nitrogenada y demandas del agua o en la gestión hídrica y agronómica del cultivo de la variedad Airén para mejorar su competitividad y sostenibilidad productiva, cualitativa y medioambiental. Además, se continúo investigando en la búsqueda de estrategias para mitigar los efectos del estrés hídrico severo en la viticultura de clima cálido y árido del sureste de España, así como, en la organización en el uso del agua y del nitrógeno en el cultivo del almendro a través de prácticas agronómicas y técnicas de teledetección o en el desarrollo de nuevas estrategias de manejo integrado de las enfermedades fúngicas de la madera de la vid. 

(Más información en la edición impresa)