scorecardresearch

Miel: dulce, sana y poco apreciada

M.H. (SPC)
-

La campaña 'Familias Mielenials' busca impulsar en familias jóvenes el consumo de este producto, beneficioso para la salud e imprescindible para el medio ambiente

Miel: dulce, sana y poco apreciada - Foto: Aleksandr Rybalko

Es un alimento que lleva con el ser humano miles de años. Su empleo data de la Edad de Piedra y está ya presente en pinturas rupestres de hace 150 siglos. Durante mucho tiempo fue el edulcorante habitual en las cocinas de todo el mundo. Y hoy en día sigue siendo un producto importante por muchas razones, pero sobre todo por tres: se trata de un alimento nutritivo, equilibrado e ideal para incluir en una dieta sana; hay 620.000 apicultores en una Unión Europea; y además las abejas que elaboran la miel cumplen un papel insustituible para polinizar plantas cultivadas y silvestres y mantener el equilibrio ecológico.

En el Día Mundial de las Abejas, que se celebra este jueves, la Asociación Española de Comerciantes y Envasadores de Miel (ASEMIEL-ANIMPA) ha querido dar un empujón a la miel y relanzar una campaña que ya puso en marcha en febrero de este año llamada ‘Familias Mielenials’. Cofinanciada por la Unión Europea, está iniciativa tiene la finalidad de divulgar e informar a las familias jóvenes y a los niños sobre las virtudes y bondades de la miel.

«El consumo de miel está estancado en niveles muy bajos. El objetivo de la campaña es aumentar el grado de conocimiento sobre la miel, un producto natural, beneficioso para el medio ambiente y adecuado dentro de un estilo de vida activo y saludable. Es imprescindible cambiar la percepción de los consumidores para concienciar y sensibilizar sobre un alimento buenísimo y que está buenísimo», aseguraba David Senchermés, presidente de ASEMIEL-ANIMPA, al inicio de la campaña.

Los españoles consumen una media de 0,8 kilos de miel por persona al año, muy lejos de los datos de otros países comunitarios, que superan los 2 kilos. Además, solo el 42% de la población española consume miel al menos una vez a la semana. «La miel es un edulcorante natural, que puede ser un sustitutivo del azúcar. La miel es un alimento que requiere un mínimo procesado, por lo que mantiene bien sus cualidades naturales, sin grasas saturadas, con bajo contenido en sal y fuente de vitamina B6, que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga», ha apuntado la dietista-nutricionista Paloma Quintana.

Producida bajo un exigente modelo, la miel de Europa destaca por su calidad, garantía de máxima seguridad alimentaria y trazabilidad. Es un alimento con tradición en la rica despensa culinaria española y con gran versatilidad en la gastronomía. Enriquece cada plato para endulzar los paladares más exigentes. España es el primer productor de miel en Europa con cerca del 14% del total. El sector de la miel en nuestro país genera unos 60.000 puestos de trabajo entre apicultores, industriales, intermediarios, transportistas, administradores, envasadores y comerciales.

Toda la producción, igual que en el resto de la UE, está sujeta a los más estrictos estándares de calidad y seguridad alimentaria, de la misma manera que los está la que llega de fuera. Y a pesar de la idea generalizada, no es China el país que más miel vende a la UE, sino Ucrania (en total se importa el 40% de la miel que se consume). Eso no impide que, por otro lado, se exporte a terceros países, los más importantes de los cuales son Suiza, Arabia Saudí, Estados Unidos y Japón.

Aparte de todo esto, la apicultura es estratégica en Europa. Desempeña un papel fundamental en el ecosistema, el entorno rural y la economía de muchos trabajadores. Presta un importante servicio al medio ambiente a través de la polinización de las abejas, que contribuye a la mejora y el mantenimiento de la biodiversidad. El 76 % de la producción de alimentos en Europa depende de la polinización de las abejas y en algunos cultivos la presencia de estos insectos puede aumentar hasta en un 25% la productividad, por lo que el valor económico así generado supera sobradamente el valor de la miel producida.

Asimismo, este sector desarrolla un papel fundamental en el desarrollo sostenible de las zonas rurales, favorece la actividad agraria y contribuye a crear puestos de trabajo. En España supone alrededor del 0,44% de la Producción Final Ganadera y el 0,17% de la Producción de la Rama Agraria, con un valor anual de su producción (miel, cera y polen) estimado en unos 62 millones de euros. En los últimos cinco años, se ha incrementado el número de colmenas en un 50%, a pesar de que el consumo no ha seguido la misma línea. Además, el sector cuenta con un alto grado de incorporación de jóvenes ya que la edad media de los titulares de las explotaciones es de 47,2 años, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

objetivos. Con un presupuesto de 840.000 euros, la campaña desafía a los españoles a convertirse en Mielenials, familias jóvenes y modernas que practican una vida activa y saludable, que desayunan con miel y afrontan con energía la clase de gimnasia en el colegio o la reunión matinal en el trabajo. «Los niños aprenden a comer en casa, lo que comen en familia es lo que van a comer cuando sean mayores y hay muchos hogares que no tienen costumbre de consumir miel porque los padres no lo aprendieron de pequeños”, dice Rebeca Vázquez, secretaria general de ASEMIEL-ANIMPA y responsable de ‘Familias Mielenials’.

Por ello, la campaña contempla una serie de acciones para retar durante 15 semanas a las familias españolas a desayunar al menos un día con miel de Europa, un alimento natural, de calidad y que contribuye decisivamente a mantener el ecosistema. A través de la página web www.desayunaconmiel.eu y del perfil de Instagram @DesayunaConMiel la campaña generará contenido de calidad para aumentar el conocimiento sobre las propiedades y beneficios que tiene desayunar con miel de Europa al menos una vez a la semana.

En la web, hay disponible una planificación de 15 semanas para incorporar este edulcorante natural en la primera comida del día con video-recetas que darán ideas para que los españoles desayunen con miel de Europa. Todo ello dinamizado a través de las redes sociales con la etiqueta #15semanasconmiel. En definitiva, Familias Mielenials reta a los españoles a adaptar prácticas dietéticas nutricionales adecuadas y un estilo de vida activo y saludable.

 

Los retos del sector.

En 2017 la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural de la Unión Europea elaboró un informe en el que se recogían los desafíos y las perspectivas del sector apícola para los siguientes años. Ese informe toma en cuenta en cuenta a los 620.000 apicultores existentes y que esta actividad es parte integrante del campo europeo, aparte de sus beneficios tanto económicos como ecológicos, sobre todo al hablar de polinización de alimentos. También contempla que entre 2004 y 2016 el número de colonias de abejas melíferas aumentó un 47,8 % a raíz de la adhesión de nuevos Estados miembros, pero que la financiación de la Unión solo aumentó un 12 %, por lo que los fondos disponibles no son suficientes.

Considerando estas y otras muchas realidades, la Comisión de Agricultura se planteó los retos más importantes a los que se enfrenta la apicultura europea. Entre ellos se recogen la erradicación de los insecticidas que dañan a las abejas, iniciativa que ya se ha puesto en marcha, o el control de patógenos que las afectan, como los ácaros del género Varroa. También hace hincapié en una labor de formación y educación, dirigida tanto a apicultores como a la población en general, que consiga dar a conocer la importancia de la miel. Además resalta la necesidad de investigar y de que los estados miembros pongan en común los resultados de esas investigaciones. Destaca también la mención a la ayuda que debe prestar la UE a los apicultores, promocionando además los beneficios de su producto y su uso terapéutico. Asimismo, señalan la lucha contra la adulteración de la miel como algo básico y esa batalla ya está en marcha a través de los numerosos controles y análisis que se realizan tanto a las mieles de dentro de la UE como a las de fuera, que impiden que lleguen mieles adulteradas a la mesa del consumidor.

 

Como un vino.

Al hablar de miel no se suelen hacer muchas distinciones. Como mucho se hace referencia a su origen botánico (milflores, de brezo, de azahar…) sin darle mayor importancia a este hecho ni pararse a pensar en las oportunidades que ofrece esta diversidad, explica Rebeca Vázquez, de ASEMIEL-ANIMPA. No todos los vinos son iguales y cada uno tiene su momento, al igual que ocurre con los quesos y muchos otros productos. Sin embargo, el consumidor no hace esas distinciones con la miel, a pesar de que serían perfectamente lógicas. La planta (o las plantas) a partir de la cual las abejas han elaborado la miel es muy importante y de ella depende el dulzor, el amargor y muchas otras característicos del producto que hacen que cada variedad pueda dar lo mejor de sí dependiendo de uso que se le vaya a dar (repostería, endulzar una infusión, acompañamiento para un queso…). En una cata online organizada por la campaña Familias Mielenials en exclusiva para Cultum Rebeca mostró los diferentes matices que ofrecen las mieles dependiendo de la especie botánica. Nada tiene que ver el dulzor de una miel milflores con el relativo amargor de una miel de bosque, por ejemplo. Y esas diferencias pueden y deben ser aprovechadas y disfrutadas a la hora de consumirla o usarla en la cocina.