400 empleos en zonas despobladas

L.G.E
-

La Junta se marca este objetivo para atraer a empresas que inviertan y generen puestos de trabajo en zonas rurales amenazadas por el éxodo de población

Patricia Franco, consejera de Economía, Empresas y Empleo.

Para llenar la ‘Castilla-La Mancha vacía’ es imprescindible que haya empleo en estas zonas rurales. Por eso la Consejería de Economía, Empresas y Empleo se marca como objetivo atraer empresas a estas áreas amenazadas por la despoblación, primando que sean empresas que hagan inversiones y que generen puestos de trabajo y «que suponga un revulsivo para la zona donde se produzca su implantación».
¿Cómo lo hará? Pues a través del programa de proyectos dinamizadores de empleo, tal y como aparece en la memoria de secciones de los Presupuestos de 2020 en el apartado de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo. Y además el Gobierno regional cuantifica el objetivo para alcanzar los 400 empleos en estas zonas.
10.000 en planes de empleo. Aunque ya es una política habitual de este Gobierno regional, la memoria de los presupuestos hace hueco a los planes de empleo, con los que espera crear 10.000 puestos de trabajo para personas desempleadas, contando con la participación financiera de las diputaciones. El documento recoge que intentarán dar una oportunidad a colectivos que lo tienen más difícil como mayores de 50 años, personas en riesgo de exclusión social o mujeres víctimas de la violencia de género.
 Además mantendrá el programa Garantía +52 para quienes reciban subsidido de desempleo, con el doble objetivo de dar una oportunidad para acercarse al mercado de trabajo y actualizar competencias por un lado, y complementar la jubilación por otro. La Junta calcula que beneficiarán a 1.650 personas.  Además darán un ‘cheque de transición’, que supondrá una subvención para las empresas que los contrate. Esta iniciativa llegará a 300 trabajadores veteranos.
Para los jóvenes, el Gobierno regional desarrollará su Estrategia de Empleo Juvenil. Se darán ayudas a las empresas que los contraten por un año como mínimo, con un plus si los hacen indefinidos. Habrá otras ayudas cofinanciadas por el Programa Operativo Juvenil para proyectos de sectores estratégicos que permitan emplear a jóvenes cualificados. Entre unas ayudas y otras, se podrán beneficiar 1.900 jóvenes.
Para ayudar a la integración laboral de personas con discapacidad, el Gobierno regional sacará subvenciones para mantener los centros especiales de empleo. La Junta calcula que solo con esta política podrá mantener 92 centros y 3.700 trabajadores con discapacidad en plantilla.