Viva la vida, también aquí

REDACCIÓN
-

Más Que Una Ilusión acerca la música como terapia a los pacientes del Complejo Hospitalario

Viva la vida, también aquí

Los beneficios de la musicoterapia son innumerables, pero, aun así, sus apariciones en los hospitales se cuentan con los dedos de una mano. Por ejemplo, según la Federación Mundial de Musicoterapia, la música ayuda a expresar emociones, a potenciar habilidades, a restablecer funciones del individuo y a sobrellevar situaciones de rehabilitación o tratamiento médico. De todos estos puntos positivos se beneficiaron los usuarios y trabajadores del complejo hospitalario de Albacete el pasado miércoles: La asociación Más Que Una Ilusión (MQUI), dentro de su programa Regalando Sonrisas, ha vuelto a hacer del entorno hospitalario un lugar más saludable y feliz, con música para acompañar a los ya conocidos payasos de hospital en su búsqueda de la humanización del complejo sanitario. 
Elena Ruano, musicoterapeuta profesional reconocida, dirigió durante más de ocho horas los talleres que se desarrollaron por todo el complejo de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete. Desde bien temprano, antes del mediodía, Elena Ruano junto a Paulino y Ednaldo, armados con un simple trío de cuerdas, amenizaron la mañana del Perpetuo Socorro. Durante toda la mañana, la planta de rehabilitación, la zona de consultas externas, la geriatría y el hall de este centro pudo ver variada su tediosa cotidianidad. La música inundó los pasillos y mejoró el estado de ánimo de las presentes.
Por la tarde, tocaba el turno del Hospital General Universitario. En este recinto se desarrolló la terapia a lo largo del Hospital de Día, lugar donde se encuentra los tratamientos oncológicos, como pueden ser aquellos con quimioterapia, en el vestíbulo y en la planta de oncología pediátrica, lugar donde Más Que Una Ilusión suele alegrar muchas almas todas las semanas.
La lista de reproducción que sonó fue más que ideal. Canciones como Viva la vida de Coldplay o Imagine de John Lenon, pasando por famosos boleros y conocidas bandas sonoras de películas, llenaban de alegría y motivación a los usuarios el hospital. Luego, con Despacito de Luis Fonsi, muchas enfermeras bailaban junto a los pacientes. Las sonrisas se sucedían unas tras otras mientras el payaso Colorín hacía de las suyas entre el público. Todos los familiares se implicaban en la actividad acompañando una vez más a sus conocidos ingresados durante el período de hospitalización. De esta manera se transforma un lugar estresado y emocionalmente algo tóxico, en un entorno totalmente sano y plagado de emociones saludables. «La reacción de la gente a la musicoterapia era tremendamente buena y alegre, aún conociendo el ambiente hostil que se le supone al entorno hospitalario. Con estos talleres se brinda a los pacientes la posibilidad de expresar sus sentimientos. Al poco rato de empezar ya se notaba la relajación por eliminación de tensiones, tanto en trabajadores como en pacientes», afirmaba José Antonio Gil, coordinador de Más Que Una Ilusión. El día fue «intenso para los voluntarios de la asociación, pero muy reconfortante», aseguraban. 
CANTIDAD Y CALIDAD. Con este proyecto, la organización «quiere crecer cualitativamente», gracias a la variedad de talleres, y «cuantitativamente, pudiendo expandir su acción a otros hospitales de la zona». Maria José Bonete, coordinadora de intervención, aseguraba que «pasan los años y seguimos avanzando en la humanización del hospital. MQUI llega a los lugares más recónditos de los centros hospitalarios porque los doctores son conocedores de la importancia que tiene la generación de endorfinas (hormona de la felicidad) en los tratamientos. La entidad destacaba tras esta exitosa jornada su agradecimiento por estos talleres de musicoterapia al voluntariado de la asociación, a Elena Ruano, al responsable de Humanización Juan David Fernández y a los responsables de la gerencia de Atención Integrada de Albacete . Más Que Una Ilusión quiere agradecer especialmente a todo el personal sanitario «su implicación día tras día en pro de avanzar hacia una mayor humanización hospitalaria».