Ortega Smith: «Teníamos la veleta naranja, ahora la azul»

E.Press
-
Javier Ortega Smith junto al diputado electo por Toledo Manuel Mariscal, el candidato a la Alcaldía de Toledo, Alberto Romero, y el candidato a la Presidencia de la Junta, Danial Arias.

El secretario general de Vox apreció que el PP «está preocupado porque que cada vez más antiguos votantes del PP están encontrando la verdad, la resistencia y la autenticidad» en su siglas

El secretario general de Vox y diputado electo por Madrid, Javier Ortega Smith, consideró que el presidente del PP es un «auténtico oportunista» que «se ha convertido en una veleta» tras haberse referido a ellos como la «ultraderecha». «Ya teníamos la veleta naranja y ahora tenemos la veleta que, además de cobardita, es azul».
A preguntas sobre esas declaraciones durante su visita a la romería de la Virgen del Valle, acompañado por el diputado electo de Vox por la provincia de Toledo, Manuel Mariscal; el candidato a la Alcaldía, Alberto Romero, y el candidato a la Presidencia de la Junta, Daniel Arias; Ortega Smith opinó que el líder del PP «bastante tiene con preocuparse de que no se le caiga el partido en la cabeza». «Allá él, lo que están preocupados es de que cada vez más antiguos votantes del PP están encontrando la verdad, la resistencia y la autenticidad en las siglas de Vox y saben que el PP ya está cuesta abajo, solo le queda un poquito de tiempo para terminar como la UCD, desaparecido, o como la UPyD».
Al respecto, recordó que Casado, en sus primarias, «se dedicó a copiar los mismos eslóganes, palabras, discursos y mensajes de Vox» y cuando ha estado en la campaña electoral de las generales se ha dedicado también «a copiar gestos, palabras y discurso» e incluso llegó a ofrecerles estar en el Gobierno «si tenía la oportunidad». «Ahora resulta que somos la extrema derecha, los fascistas, copiando el mismos discurso sectario y falso de la izquierda. Bueno, pues que diga lo que quiera», ha concluido el secretario general de Vox.
Sobre la decisión del presidente del Gobierno de haberles excluido de la primera ronda de contactos tras las elecciones generales del pasado 28 de abril para analizar la situación política «demuestra el talante poco democrático y de poca altura de Estado» que tiene el responsable del Ejecutivo. «Excluir a una fuerza política como Vox, con 24 diputados, que representa a más de 2.600.000 de españoles es no haber entendido nada y despreciar lo que significa la soberanía nacional y la democracia», comentó Ortega Smith.