'Vending' más saludable en Albacete

T.R.
-

Lucía Castro: «Estamos muy contentos con el resultado de este proyecto pionero en la UCLM, porque se ha conseguido que la mitad de los productos que se consumen sean saludables»

'Vending' más saludable en Albacete

Desde que se puso en marcha la Red Española de Universidades Saludables (REUS)en el año 2008, que hoy celebra su día, la oferta en comedores, cafeterías y también en las máquinas expendedoras que se reparten por los diferentes campus de los centros adheridos ha cambiado notablemente en todo el país. El campus universitario de Albacete se sumó hace unos meses a este nuevo escenario que trata de hacer partícipe a los estudiantes de la necesidad de apostar por una alimentación saludable para ganar en salud, y de momento, lo lidera en solitario en toda la Universidad de Castilla-La Mancha, como una experiencia piloto, que ya cuenta con tres máquinas de vending saludable instaladas por parte de la empresa adjudicataria de esta concesión: en la Facultad de Farmacia, en la Biblioteca y en la Escuela Politécnica.
Aunque todavía se trata de un tímido intento, por conseguir que los universitarios puedan hallar en estas máquinas productos saludables frente a las tradicionales, que conviven también, donde abundan los productos de bollería industrial, grasas saturadas, y azúcares en exceso, no cabe duda que la UCLM ha empezado a hacer los deberes cumpliendo uno de los compromisos marcados por la Comisión de la Red Española de Ciudades Saludables. 
La profesora de Nutrición de la Facultad de Farmacia del campus de Albacete, Lucía Castro, secretaria también de esta Comisión de la REUS, ha sido una de las impulsoras de este proyecto, contactando primero con las empresas que tenían en vigor la licitación de estas máquinas expendedoras para que a partir de ahora y siguiendo los criterios técnicos aprobados por la Conferencia de Decanos, integrante de la REUS, incluyan un 70% de productos sólidos y líquidos saludables.
Se iniciaba así una experiencia piloto que una vez se evalúen sus resultados se podría extender y generalizar al resto de facultades y centros de la UCLM.
 

 

Más información en edición impresa