scorecardresearch

Un hombre negó ser el responsable de un incendio en Alcaraz

Josechu Guillamón
-

El Seprona afirmó que las llamas se iniciaron en la parcela del acusado, probablemente por una colilla

Imagen de archivo de un incendio. - Foto: Rubén Serrallé

Un hombre negó ser el responsable de un incendio en una zona de monte de la sierra de Alcaraz, en el juicio que se celebró contra él, en el Juzgado de lo Penal 3 de la capital. 

En la vista, el procesado, R.L.L., explicó que él tenía una vivienda en un paraje conocido como Baños de Relumbrar de Alcaraz, que se encuentra en la Zona de protección L.I.C. de la Red Natura 2000 de Castilla la Mancha, también considerada área crítica de lince. 

En cuanto al día del incendio, que se produjo el 22 de noviembre de 2017 y en el que ardieron 33 hectáreas, en las que había  especies como encinas, enebros, sabinas, aliagas, romero, jara, madroño, y otras, señaló que él llegó a su vivienda sobre las 13,45 horas y que tras meter la compra se puso la comida y posteriormente, sobre las 15 ó 15,15 horas salió a la calle y se encontró el fuego «en la puerta de casa». «El incendio iba del monte a la casa y no de la casa al monte».

En este sentido, reconoció que él fumaba, aunque dijo que poco, porque le habían diagnosticado una arritmia, pero negó que él tirara colillas y comentó que las que habían aparecido no estaban en la puerta de su casa. «Esa es la entrada a varias viviendas, porque mi casa está encima de otra y al lado está la de mi primo hermano».

Además señaló tajante que «yo no tiraba colillas» y dijo que podía haberlas tirado gente que iba a visitarle y añadió que a 25 metros de su casa pasaba un camino público por el que transitaba gente que iba a andar, cazar, coger setas o montar en bicicleta.

En cuanto a los restos de la quema doméstica (de basura) que encontró el Seprona (Servicio de Protección a la Naturaleza) dijo que allí eran siete propietarios y que no sabía si alguien había pedido autorización para hacerla.

El Seprona. Por su parte, el guardia civil del Seprona explicó que el incendio se inició a las 14,29 horas, se controló a las 18,25 y se extinguió a las 17,20 horas del día siguiente.

Sobre el origen del fuego señaló que se originó en la parcela del acusado en un recinto vallado separado del camino público, que se encuentra a unos 30 metros de la casa del procesado. «Como evidencia más posible del inicio del incendio creemos que son las colillas». En esa línea explicó que había 15 colillas en la puerta del acusado, de diferentes días y dijo que parecía habitual que el procesado, tras subir las escaleras de su casa, tirara el cigarrillo antes de entrar a la misma.

Además encontraron restos de una quema de basura dentro del vallado del acusado.

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es