Casas de Lázaro repara los daños de las lluvias

A.G
-

La alcaldesa pidió también a la Confederación del Júcar obras de emergencia por el desbordamiento del cauce

Trabajos de sustitución del adoquinado en el puente de El Caño. - Foto: M.E.C.

El término municipal de Casas de Lázaro fue uno de los que recibió una mayor precipitación durante el episodio de fuertes lluvias de la pasada Semana Santa. La acumulación superó los 150 litros por metro cuadrado entre los días 20 y 21 de abril, lo que provocó el desbordamiento del río que lleva el mismo nombre del municipio, causando daños en varias infraestructuras e inconvenientes a los agricultores de las parcelas cercanas.
Para paliar esos desperfectos, el Consistorio trabaja en varios frentes, tanto con sus propios medios como en colaboración con otras administraciones. En el primero de esos casos se incluye la reciente actuación en el puente de El Caño, para la rehabilitación del pavimento y su base de adoquinado, instalaciones que se habían visto afectadas por el desbordamiento a la altura del puente de Tobarblanco.
Según destacó la alcaldesa, María Eugenia Cuartero, esa obra urgía, tanto para facilitar el tránsito como por la ubicación de la infraestructura, «una de las zonas más turísticas de Casas de Lázaro, por donde más les gusta estar y pasear a vecinos y visitantes».
Por otra parte y casi de forma simultánea, el servicio de Obras Públicas y Carreteras de la Diputación de Albacete llevó a cabo trabajos de pavimentación, compactación y alquitranado en la conocida como cuesta del Berro, carretera que une Casas de Lázaro con esa pedanía, situada a unos 12 kilómetros del núcleo principal de población.  
La regidora destacó «la rápida intervención» de la entidad provincial, que incluyó esa obra «en un plan extraordinario por daños causados por las lluvias torrenciales».   Con el nuevo asfaltado, según Cuartero, los vecinos dispondrán ahora de «una vía de comunicación en condiciones y sin peligro».
Por último, las máquinas del Consistorio también se desplazaron ayer a reparar algunos daños causados por el agua en las zonas más próximas al cauce del río. «El Ayuntamiento va a colaborar en todo lo posible, aunque jurídicamente no le corresponda», señalaba la alcaldesa al respecto de las que son probablemente las reparaciones más compleja, pues se trata de terrenos que en principio competen a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y la afección llega también a instalaciones de terrenos particulares.

(Más información en edición impresa)