Las rogativas del campo

Ana Martínez
-
Fiestas en Alcadozo. - Foto: Rubén Serrallé

La mitad de la provincia festeja San Isidro Labrador, pocas lo tienen como patrón, más de 30 lo eligen como festivo local y una decena organiza actividades lúdicas y religiosas en torno al 15 de mayo

Fue canonizado por el papa Gregorio XV en 1622, junto a otros santos muy populares como Teresa de Jesús, Ignacio de Loyola y Felipe Neri. Huérfano desde la niñez, el joven Isidro se buscó el sustento con diferentes trabajos hasta que finalmente se empleó como labrador. La historia ha dejado negro sobre blanco que Isidro daba cuanto tenía a los más necesitados y hasta a las palomas hambrientas cedía las migas de pan de las que se alimentaba. Casado con María, natural de Uceda, cuenta la leyenda que el matrimonio, muy piadoso y devoto, se granjeaba la predilección de Dios, que los benefició con su ayuda innumerables veces, como cuando salvó milagrosamente a su hijo único que había caído en un profundo pozo o cuando permitió a María pasar a pie enjunto sobre el río Jarama y así librarse de los infundios de infidelidad que contra ella lanzaban las gentes.
Fue en el año 1960 cuando el papa Juan XXIII lo declaró patrón de los agricultores por sus milagros y vida dedicada al campo, un sector que casi 60 años después sigue celebrando la festividad de San Isidro Labrador, que tiene lugar cada 15 de mayo con mayor o menos intensidad en la gran mayoría de municipios de la provincia de Albacete.
Los números bailan en función de cómo se analicen. Según la publicación oficial, 30 municipios de la provincia tienen marcado en el calendario el día 15 como jornada festiva por San Isidro Labrador,  entre ellos, la entidad local menor de Aguas Nuevas, localidades como Villamalea, La Roda y Cenizate, junto a otras como Alcadozo, Casas de Juan Núñez, La Herrera, Poco Cañada o Salobre.
«Albacete era y sigue siendo una provincia eminentemente agrícola y las comarcas llanas con mucha labor tienen a San Isidro como patrón o celebran la festividad», señala Juan Antonio Tolosa, responsable del Servicio de Energía y Medio Ambiente de la Diputación Provincial de Albacete. Y no deja de llevar razón. Según datos de Asaja, aproximadamente un 68% de las 1.485.800 hectáreas de superficie que tiene esta provincia, es decir, algo más de un millón de hectáreas, están dedicadas a algún tipo de cultivo.
Sin embargo y aunque se celebre en torno al 15 de mayo, el santo madrileño es patrón de solo cuatro municipios albacetenses, Alcadozo, La Herrera, Casas de Juan Núñez y Motilleja, además de la entidad local menor de Aguas Nuevas, ubicada a escasos ocho kilómetros de la capital.
Su alcalde Juan Cañadas aprovecha el tradicional saluda del programa de fiestas para despedirse, pues no se presenta a la reelección. En su escrito, asegura que todos los aguasnueveros presumen con orgullo de estas fiestas patronales «que nos sirven cada año de escaparate para mostrar a quienes nos visiten, nuestra identidad cultural y nuestros valores». Y añade: «las fiestas son la esencia de nuestras tradiciones y, a la vez, un espacio propicio para el encuentro».
«Más de un tercio de municipios de la provincia celebran San Isidro, bien el fin de semana de antes, el de después o el mismo día», insiste Juan Antonio Tolosa, que nombra diversas formas de recordar al santo como romerías, encuentros en ermitas, procesiones, comidas camperas… «Lo más común y habitual son los concursos de corte con arado y de habilidad de tractores con remolque a dos y cuatro ruedas que prácticamente se realizan en todas las localidades agrícolas», incluso en algunas más concretas han sabido mantener otras tradiciones propias de la festividad del campo como el tiro de la reja y el bolear.
Así pues y aun sin ser su patrón, otras 25 localidades marcan en el calendario el día 15 como festivo local, dentro de la posibilidad que tienen los ayuntamientos de decidir sus dos jornadas festivas al año. Alatoz, Albatana, Alborea, Alcalá del Júcar, Corral-Rubio, Fuentealbilla, Golosalvo, La Recueja, La Roda, Madrigueras, Masegoso, Montalvos, Montealegre del Castillo, Munera, Navas de Jorquera, Pozo Cañada, Salobre, Vianos, Villalgordo del Júcar, Villamalea, Villapacios, Villatoya, Villavaliente y Viveros tendrán descanso y fiesta el próximo miércoles, lo que representa el 34% de todas las localidades de la provincia albacetense.
(Más información en edición impresa)