scorecardresearch

El Instituto de la Mujer destinó 2,5 millones a recursos de atención

Alejandro Gómez
-

Las ayudas del organismo autónomo de la Junta de Comunidades se destinan a cubrir los gastos de personal de centros de la mujer y el funcionamiento de las viviendas de acogida

Imagen de archivo de un Centro de la Mujer castellano-manchego. - Foto: Yoli Lancha

El Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, organismo autónomo adscrito a la Junta de Comunidades, hizo públicos los importes que destinó durante 2015 para el funcionamiento de centros de la mujer y recursos de acogida en la provincia de Albacete. Aquí mantiene 18 instalaciones (14 centros y cuatro viviendas) por lo que la cuantía de las subvenciones es muy similar a la de los últimos ejercicios, con un ligero aumento hasta algo más de 2,5 millones de euros (2.531.351, concretamente).

Los centros de la mujer beneficiarios de la convocatoria fueron 14, por un montante total de algo más de 1.350.000 euros. Las cantidades recibidas dependieron de su personal, la necesidad de desplazamiento de éste y las áreas de trabajo con que cuenten (se subvencionan, con una cantidad fija según el número de profesionales, las áreas jurídica, psicológica, social, laboral y la función de auxiliar administrativo).

cuantías económicas. Recibieron fondos 12 ayuntamientos, aunque en algunos casos sus centros ofrecen atención a otros municipios de su zona, y la  Mancomunidad de Servicios La Manchuela , que gestiona dos instalaciones de este tipo.

En concreto, recibieron ayudas  los consistorios de Albacete (182.936 euros), Alcaraz (57.974), Almansa (96.959), Caudete (82.938), El Bonillo (82.751), Molinicos (110.686), Hellín (107.249), La Roda (102.809), San Pedro (58.906), Tarazona de la Mancha (84.990), Tobarra (81.986) yVillarrobledo (107.249).

En cuanto a los mencionados centros de La Manchuela, el de Casas Ibáñez recibió 105.956 euros y el Alatoz, 88.647.

En cuanto a los recursos de acogida, recibieron ayudas los cuatro existentes en la provincia. En la capital, se trata del que gestiona el Ayuntamiento (349.721 euros) y la casa de acogida de mujeres jóvenes, propiedad del Instituto de la Mujer y gestionado por la empresa especializada Povinet Scv (339.946).

Además, también cuentan con este tipo de inmuebles los ayuntamientos de Hellín (235.337 euros) y Villarrobledo (254.833).

Estos recursos ofrecen alojamiento y atención, normalmente temporal, a víctimas de violencia de género y sus hijos, «un entorno de seguridad con atención integral que promueve la recuperación de las mujeres y de sus menores hacia una autonomía persona», según explican desde el propio Instituto de la Mujer.

En este caso, además de los gastos de personal, la aportación regional (cofinanciada con fondos europeos) se destina también a los costes de funcionamiento, como la adquisición de bienes corrientes, el pago de «servicios indispensables», la manutención y las asignaciones económicas que se conceden a las usuarias cuando pueden abandonar la vivienda.

En materia de personal, estos  recursos deben contar con psicólogo, trabajador social y educador.