Ecologistas alerta del traslado de nutrias sin permiso

Redacción
-

Estas nutrias proceden de la Laguna de Uña y su traslado se debe a los supuestos daños que estarían provocando en una piscifactoría de la zona

Ecologistas alerta del traslado de nutrias sin permiso


Ecologistas en Acción ha exigido que se paralice la captura y el traslado sin autorización de ejemplares de nutria de la Laguna de Uña (Cuenca) al entorno de Buendía, dado que se trata, según han apuntado, de una de las «especies amenazadas más representativas» del Parque Natural de la Serranía de Cuenca.
En un comunicado, la organización ha explicado que ejemplares de nutria euroasiática (Lutra Lutra) han sido capturados durante dos años sin autorización. Ecologistas en Acción tuvo conocimiento de estas actividades en otoño de 2017.
El colectivo ha pedido explicaciones a los responsables del Parque que argumenten los fundamentos legales de esta actuación. Estos, por su parte, han respondido que esta especie de nutria se está trasladando al entorno de Buendía, debido a que su «exceso de población» estaría causando pérdidas económicas a la piscifactoría de Uña.
Ecologistas en Acción de Cuenca ha urgido que se paralice la captura de nutrias del entorno de esta piscifactoría y ha agregado que las actuaciones que se realicen en el Parque Natural no se hagan con un objetivo «meramente economicista».
Además, como advierte eta organización conservacionista, «en los informes que nos han presentado no han podido demostrar una sobrepoblación real de nutrias, ni que las mismas sean las causantes de todos los daños que se les achacan». En su opinión, «los métodos de muestreo a los que aluden los informes (como la abundancia de huellas sobre nieve), son muy imprecisos» y apuntan que en «el informe de pérdidas de la piscifactoría, se han atribuido a la nutria una proporción de las bajas injustificadamente abultada», parte de las cuales podrían deberse  a «otros depredadores» y al «estrés y alteraciones» propias de la cría en cautividad.
Según advierte este colectivo, estos traslasados, «además de los posibles efectos perniciosos sobre las poblaciones de nutrias del entorno de Uña (no olvidemos que las nutrias son, además, un animal social y con fuertes vínculos familiares), no se están valorando adecuadamente los posibles efectos sobre el entorno de destino de las Nutrias traslocadas, el del embalse de Buendía». Y es que, «en muchas ocasiones, el traslado no natural de animales de una especie de unas poblaciones a otras, puede hacer que se trasladen también enfermedades contra las que la población de destino no está preparada, o simplemente que se desequilibre su composición poblacional, social y genética, con el efecto que estos desequilibrios pueden además tener, sobre los ecosistemas donde se introducen», insisten desde Ecologistas.